Economía

Presiones en el mercado cambiario

Olivier Castro, presidente del Banco Central: 'Este desajuste que hubo es una cosa que la vemos transitoria'

Actualizado el 08 de junio de 2017 a las 10:30 pm

Jercarca espera que no tengan que utilizar gran cantidad de reservas en calmar situación del dólar

Advierte que el peor negocio que hacen los costarricenses es no resolver el problema fiscal

Economía

Olivier Castro, presidente del Banco Central: 'Este desajuste que hubo es una cosa que la vemos transitoria'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, considera que el periodo de tensión que se vive actualmente en el mercado cambiario es un asunto transitorio y que, por lo tanto, la entidad no tendrá que llegar a utilizar gran parte de sus reservas monetarias en calmar las aguas.

Olivier Castro, presidente del Banco Central. A su lado el gerente de la entidad, Eduardo Prado. El jerarca (Diana Méndez)

No obstante, si el problema fiscal no se soluciona las aguas pueden ser difíciles de calmar, reconoce.

Para Castro, el peor negocio que estamos haciendo los costarricenses es no resolver dicho problema.

Advirtió que el próximo año el déficit fiscal podría llegar al 7% de la producción (5,9% previsto para este año).

Castro compartió sus puntos de vista este miércoles 7 de junio, luego de realizar una conferencia de prensa en la cual anunció nuevas medidas para bajar las presiones en el mercado cambiario.

─El Banco Central ha vendido $207 millones de los $1.000 millones (que anunció para frenar el alza abrupta en el dólar) en cuestión de unos pocos días (10 días). ¿Puede aguantar el Banco Central ese ritmo? ¿Van a seguir interviniendo así hasta que se gasten los $1.000 millones?

Nosotros no creemos que eso ocurra, creemos que el mercado cambiario se va a normalizar y entonces va a operar como estaba operando antes, este desajuste que hubo es una cosa que la vemos transitoria, no es una cosa que uno la ve que va a estar ahí por mucho tiempo.

"La conjunción de las medidas que el Banco está tomando y las medidas que hacemos en Monex (Mercado de Monedas Extranjeras) complementan un paquete que uno espera que tenga su efecto en la economía y desacelere la demanda de divisas por un cambio de portafolio fundamentalmente".

¿Qué pasaría si se gastan los $1.000 millones? ¿Seguirían usando los $1.000 millones que traerían del FLAR (Fondo Latinoamericano de Reservas)?

Como le digo, nosotros no creemos que sea necesario llegar a ese punto y creemos que el mercado va a adquirir una operación bastante normal pronto.

¿Ustedes han identificado si hay empresas (el Semanario Universidadpublicó un caso) que están pasando colones a dólares y sacándolos del país o inversionistas importantes que estén haciendo eso?

Tenemos alguna información de empresas que han hecho operaciones en dólares y operaciones en colones, en algunos la operación en colones coincide más o menos con la operación en dólares, en otros hay sus diferencias, eso no se ve como un fenómeno generalizado, eso lo vemos bastante normal.

"Si hay empresas que están haciendo otro tipo de cosas nosotros no tenemos información y además si tuviéramos la información tampoco la podemos publicar".

Durante estos siete años, en que el déficit fiscal ha venido creciendo y la deuda aumentando, siempre se ha hablado que en algún momento va a haber un ajuste, ¿podría ser este el tiempo del ajuste?

Yo no diría que este es el tiempo del ajuste; que una buena parte del desajuste es responsabilidad de esa percepción que puede tener el agente económico de que no se resuelve el problema fiscal y que entonces un mecanismo de protección es dolarizarse.

"Eso tiene sus costos, puede ser que usted invierta en dólares, pero está obteniendo una tasa de rentabilidad muy baja que si tiene esos recursos invertidos en colones a tasas de interés de mercado. Hasta dónde el ahorrante está dispuesto a sacrificar parte de esa rentabilidad dis que por seguridad cuando, de alguna manera, el hecho de que el Banco tenga una posición de reservas adecuada, no es una garantía cambiaria como dice Róger (Madrigal, director de la división económica), pero es una percepción de que el país tiene los recursos adecuados para operar normalmente".

El Banco Central ha dado la señal de que está dispuesto a usar sus reservas, y tiene buena cantidad, para evitar estos movimientos (abruptos en el tipo de cambio), pero la duda que surge es ¿hasta dónde puede sostener esa situación y cuánto está dispuesto el Banco Central a sacrificar de sus reservas?

No se trata de mantener una situación, se trata de normalizar la presión del mercado, normalizada la presión del mercado uno no tiene por qué pensar que el Banco Central va a seguir necesitando utilizar sus reservas para eso, el mercado es un mecanismo que tiende, con oferta y demanda, a buscar objetividad.

"Lo que pasa es que el equilibrio no puede buscarse en forma desordenada y ahí es donde el Banco actúa, en la medida que el Banco observe qué está sucediendo en el mercado cambiario y es una cosa ordenada, que obedece a factores que lo justifican, el Banco Central no va a intervenir".

Ustedes también eliminaron el tope de 8% de las reservas que se podía vender al sector público, o comprar, lo que fuera necesario. Esa demanda no pasa por el Monex entonces ¿cómo reflejar esa demanda en el tipo de cambio?

Lo que uno observa en el mercado es: la cantidad de divisas que está ingresando al país es una cantidad similar o mayor de lo que teníamos el año pasado, de manera que uno no percibe, desde el punto de vista de los ingresos, que este país tenga un problema de ingresos, lo que tenemos es un problema de demanda que está reflejado en que la gente, los agentes económicos, han tendido a cambiar su portafolio de colones a dólares.

"Las medidas que el Banco Central está tomando son crear los incentivos adecuados para revertir ese proceso y en el tanto logremos revertir ese proceso entonces vamos a tener probablemente capacidad para iniciar también lo del sector público, llevarlo al Monex y todo, hoy estamos en un periodo, póngale así, un periodo un poco anormal de lo que uno esperaría que fuera la operación del mercado cambiario".

Aún con el 8% parte de esa demanda no se está reflejando en el tipo de cambio, ¿cómo hacen?

En la subasta el Banco puede intervenir como comprador y como estabilizador. En la medida que el Banco comience a percibir que el mercado tiene divisas va a empezar a comprar divisas para reforzar sus reservas para manejar la situación del sector público.

Eso daría una señal de que cuando la situación se normalice si hubiera presiones a la baja en el tipo de cambio, la baja no sería importante porque el Banco Central entraría a comprar divisas.

Depende de la presión a la baja, porque si la presión a la baja es porque una determinada cantidad de demanda no se está llevando al mercado entonces la baja no se justifica.

¿Usted cree que a los ticos nos asusta el sistema de flotación?, ¿habremos aprendido lo que es un sistema de flotación?

La gente en Costa Rica vivió muchísimos años de un crawling peg (minidevaluaciones) en el que todos sabíamos que iba a pasar con el tipo de cambio y hay mucha gente que no ha superado eso. El tema de la flotación cambiaria es un asunto que hay que interiorizarlo y parte de eso es un proceso de aprendizaje.

Hacienda tiene vencimientos importantes y muchos de esos ahorrantes, que van a recibir esos colones, podrían tener la tentación de cambiarlos a dólares, ¿han conversado con Hacienda de las posibilidades de canjes, de sostenerlos en colones de alguna manera?

Nosotros tratamos de coordinar las tasas siempre con Hacienda, eso es fundamental para la operación adecuada del mercado financiero.

"Puede ser que en un inicio Hacienda diga estoy bien de caja no voy a aumentar las tasas de interés, pero en el momento en que requiera captar recursos, si el mercado está tendiendo a aumentar la tasas de interés, probablemente tendrán que subirlas también y ¿que eso va a afectar el nivel de déficit? Claro, es parte de este ajuste".

De no lograrse una salida fiscal este año, y el otro año entrando un nuevo Gobierno, ¿cómo ve la situación económica? ¿podríamos estar quedando al filo de una crisis?

Lo último que hemos estado viendo es que en materia fiscal hay varias complicaciones.

"La Sala Constitucional está pidiéndole a Hacienda que debe presupuestar el 8% del PIB (producto interno bruto) en el presupuesto a educación; el año entrante tenemos un año electoral por lo tanto hay que incluir esos recursos (para las elecciones) en el presupuesto; está el tema del PANI (Patronato Nacional de la Infancia que le corresponde el 7% del impuesto sobre la renta), Hacienda tiene que incluir eso en el presupuesto, y hay dos o tres cosas más, eso quiere decir que, por un asunto de disposición legal, el presupuesto del 2018 va a ser muy alto.

"Probablemente las tasas más altas, si la inflación se mantiene como nosotros la vemos, por lo menos la parte de salarios no se vería muy impactada. Eso significa que uno podría esperar que el año entrante el Gobierno pueda tener un déficit de alrededor de 7% o 7,5% del PIB, y si uno quiere compensar eso, por ejemplo, un cálculo rápido, da la impresión que el IVA (actual impuesto de ventas, que está en 13%) habría que aumentarlo como a 18% y eso son palabras mayores.

"Nosotros lo hemos dicho, el peor negocio que los costarricenses, como costarricenses estamos haciendo, es no resolver el problema fiscal".

Ahí tendríamos un escenario de tasas mucho más altas, el Central también compitiendo, el país  con una deuda mucho más alta y esa misma incertidumbre genera presiones sobre el tipo de cambio.

Claro y además probablemente las calificadoras van a venir aquí y nos van a bajar la calificación y eso también tiene su impacto.

  • Comparta este artículo
Economía

Olivier Castro, presidente del Banco Central: 'Este desajuste que hubo es una cosa que la vemos transitoria'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota