La idea es reducir el riesgo de deflación en la eurozona y contribuir a reactivar la economía del bloque

 22 enero, 2015

Berlín

El FMI ha dado seguimiento a la situación en Grecia dada su crisis financiera.
El FMI ha dado seguimiento a la situación en Grecia dada su crisis financiera.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció un programa de compra de bonos soberanos por valor de 60.000 millones de euros al mes, operación que empezará en marzo de este año y se prolongará hasta setiembre de 2016.

El presidente del BCE, Mario Draghi, justificó esta medida por el "persistente" nivel mínimo de la inflación, muy por debajo del objetivo aspirado por su entidad que, recordó, debería situarse "cerca" y "levemente por debajo" del 2 %.

En este sentido, Draghi advirtió que la inflación interanual continuará siendo "muy baja o negativa" durante los próximos meses y solo repuntará "gradualmente" entre 2015 y 2016.

El Consejo Ejecutivo del BCE acordó, de acuerdo a lo previsto, mantener los tipos de interés en su nivel actual, el mínimo histórico del 0,05 %, con el objetivo de apoyar la coyuntura económica y evitar una recesión.

La última vez que la entidad que preside Draghi rebajó los tipos de interés fue en setiembre pasado y los expertos no preveían que en esta ocasión hubiese cambios.

El lanzamiento de un programa de compra de bonos soberanos, como medida para reducir el riesgo de deflación en la eurozona y contribuir a reactivar la economía del bloque, sí era esperada por todos los analistas para esta primera sesión de este año.

En la anterior reunión del consejo de gobierno del BCE, celebrada a principios de diciembre, el presidente del BCE avanzó ya que el personal de la entidad monetaria había comenzado a preparar los aspectos técnicos de nuevas medidas de estímulo monetario.

Etiquetado como: