Solo nueve de cada 100 empresas aumentará nuevo personal, revela investigación

Por: Óscar Rodríguez 20 abril
Televisores para listado
Televisores para listado

San José.

La economía costarricense reducirá su ritmo de crecimiento durante el segundo trimestre del año debido al enfriamiento del consumo interno y de la inversión en el país.

Tal situación implicaría una menor contratación de trabajadores para el mismo periodo.

Así lo proyectó el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas (IICE), de la Universidad de Costa Rica (UCR), en la presentación este jueves de los estudios Pronósticos del Desempeño de la Economía Costarricense II Trimestre del 2017 y la Encuesta Trimestral sobre Opinión de los Empresarios del II Trimestre del 2017.

Según el pronóstico de la UCR, el producto interno bruto (PIB) tuvo un crecimiento interanual entre 3,8% y 4,3% al primer trimestre de este año, comparado con el mismo periodo del 2016.

Para el segundo trimestre del 2017, el estudio determinó que la variación interanual sería de entre 3,5% y 4% frente al mismo periodo del año pasado.

El investigador Rudolf Lücke enfatizó que el crecimiento de la producción no superará el 4%, a diferencia del año anterior, cuando fue de 4,3%.

Lücke enfatizó que un enfriamiento en el consumo interno del país, tanto privado como público, afectarán la evolución del PIB.

El investigador de la UCR enfatizó que la desaceleración de la inversión en el país registró un descenso rápido el año pasado y finalizó los dos últimos trimestres con variaciones negativas.

"Las inversiones de las empresas se reducen y solo hay reposición de inventarios", aseguró Lücke.

Para José Antonio Cordero, director del IICE, la desaceleración de la economía y la baja en las inversiones son un reflejo de la incertidumbre empresarial ante el proceso electoral del país.

"El potencial de crecimiento de la economía se reduce, posiblemente porque algunos empresarios posponen inversiones en este año preelectoral. Además, porque está pendiente el futuro de temas claves como la reforma fiscal", aseguró Cordero.

Efectos. El menor crecimiento de la economía y de las inversiones también implicará que las expectativas empresariales de contratación de personal sean menores.

Gabriela González, investigadora del IICE, afirmó que, de los empresarios consultados, solo nueve de cada 100 afirmó que aumentarán su planilla durante el segundo trimestre del año.

González sí enfatizó que el 75% de las empresas mantendrán la cantidad de empleados actuales.