Bancos públicos aplicaron aumentos cercanos a dos puntos en depósitos a plazo, y alcanzaron los niveles de las cooperativas

Por: María Fernanda Cisneros 10 noviembre

Las tasas de interés que ofrecen los bancos y las mutuales en los depósitos de ahorro a plazo, en colones, aumentaron en más de un punto porcentual, en el último año, producto de la subida abrupta del tipo de cambio en mayo.

Esto quiere decir que el rendimiento que pagan estas entidades por sus ahorros a plazo en moneda local, mejoró. Mientras, las tasas en dólares, se estancaron.

La banca estatal fue el grupo financiero que más incrementó sus tasas, lo que acortó la distancia que mantenían con las cooperativas de ahorro y crédito, entidades que históricamente han ofrecido mejores rendimientos en colones.

09/04/15 Cliente solicitando un certificado de deposito a plazo en instalaciones del Banco Nacional en San Jose. En la foto: Paola Chavez y Daniel Vargas (ejecutivo de cuenta de fondo de inversion). Fotos: Alexander Caravaca
09/04/15 Cliente solicitando un certificado de deposito a plazo en instalaciones del Banco Nacional en San Jose. En la foto: Paola Chavez y Daniel Vargas (ejecutivo de cuenta de fondo de inversion). Fotos: Alexander Caravaca

El Banco de Costa Rica ofrecía una tasa de interés de 3,35% en los certificados en colones a tres meses plazo, hace un año, pero hacia finales de octubre del 2017 anunciaba un rendimiento de 6,05%.

Ese incremento de 2,7 puntos porcentuales, fue de 1,15 puntos en los de certificados de seis meses y de 1,85 puntos en el caso de los productos con vencimiento a 12 meses.

El Banco Nacional, por su parte, aplicó incrementos de 2,75; 1,2 y 1,9 puntos en esos mismos tres plazos.

La banca privada, aunque en menor porción, también realizó ajustes al alza. Por ejemplo, BAC Credomatic y Davivienda subieron sus tasas en promedio en 1,12 y 1,25 puntos, respectivamente.

Según una consulta realizada por La Nación, las mutuales también aplicaron incrementos por encima del punto porcentual en esos plazos.

Desde principios del presente año, la tendencia de la tasa básica pasiva y la liquidez del mercado han presionado el aumento de las tasas de interés y han fortalecido el premio ofrecido en ahorros en colones, explicó José Pablo Enamorado, ejecutivo de Captación de Grupo Mutual.

Las cooperativas, por su parte, son las entidades que realizaron el menor ajuste en colones. Por ejemplo, CoopeAnde y Coopealianza, subieron sus tasas apenas en 0,5 puntos.

Coopeservidores incrementó sus tasas un poco más, pero sin alcanzar la subida de la banca. A seis meses plazo, su rendimiento subió en un punto, y a 12 meses plazo, en 0,80 puntos.

Entre tanto, bancos, mutuales y cooperativas registran un movimiento casi nulo en los rendimientos que ofrecen en los certificados de depósito en dólares.

En moneda extranjera, los movimientos de los rendimientos, inclusive a la baja, corresponden a las condiciones del mercado internacional respecto a la evolución de las tasas de interés, explicó la dirección de finanzas del Banco Nacional.

Cooperativas y banca con rendimiento similar

El ajuste de tasas modificó la brecha histórica que existía entre las tasas ofrecidas por las cooperativas y los bancos públicos.

Antes de junio de este año, la diferencia entre los rendimientos que ofrecían ambos grupos era de dos puntos porcentuales o más, pero esto cambió.

Si quiere ahorrar a seis meses plazo, notará que algunos bancos estatales pueden igualar o superar el rendimiento ofrecido por las cooperativas.

Este comportamiento se mantiene hasta el ahorro a 12 meses plazo, ya que en lapsos más prolongados, la brecha entre la tasa ofrecida por las cooperativas y la banca pública se amplía, según un mapeo realizado semanas atrás por el semanario El Financiero.

Banca estatal con mayor ajuste

Un análisis realizado por el Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas, de la Universidad de Costa Rica (UCR), muestra que las tasas de interés de captación de los bancos del Estado fueron las que más subieron luego de la movida del dólar.

Sin embargo, la subida llegó hasta julio y en los meses posteriores se estabilizó o inclusive tendió a reducirse.

De mayo a junio, los bancos, principalmente los del Estado, incrementaron sus tasas promedio de captación en 1,6 puntos porcentuales. Su tasa pasó de 3,76% a 5,6%, de un mes a otro, pero, posteriormente, la tasa tendió a bajar y se ubicó en 5,3%.

¿Qué pasó en mayo?

La subida se generó después de la movida abrupta que tuvo el precio del dólar en el primer semestre del 2017.

En mayo, se llegaron a pagar ¢595 por cada dólar y las tasas de interés en dólares se posicionaron con mayor atractivo ante los ojos de los ahorrantes, lo que impulsó al Banco Central a tomar algunas medidas para mejorar el premio por invertir en colones.

Luego de varios incrementos en la tasa de política monetaria (TPM), la reactivación de Central Directo llegó en junio como una medida de la autoridad monetaria para acelerar el proceso de transmisión de esas subidas en las tasas de captación del mercado.

Con el Central en competencia por los recursos y una oferta de tasas de interés más altas, las entidades iniciaron un ajuste que al final se evidenció en la tasa básica pasiva. Este indicador subió en más de un punto de mayo a junio, aunque no ha mostrado subidas abruptas luego de eso.