Solidarista pagó 100% del saldo pendiente pese a líos financieros del deudor

Por: Óscar Rodríguez 28 marzo
Los directivos del Banco Nacional presentaron un amparo ante la Sala IV, pues argumentaron que la investigación del Gobierno en su contra viola sus derechos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO
Los directivos del Banco Nacional presentaron un amparo ante la Sala IV, pues argumentaron que la investigación del Gobierno en su contra viola sus derechos. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO

San José.

En una negociación de dos días, el Banco Nacional (BN) vendió un crédito calificado como malo a la asociación solidarista de empleados de esa institución.

El préstamo por $4 millones (¢2.242 millones) del Banco con Land Business, propietaria de la cadena Casa Blanca, se trasladó a la Asociación Solidarista de Empleados del Banco Nacional (Asebanacio) en un trámite relámpago.

La cesión de esta operación se acordó el 18 de enero pasado luego de que, el día antes, el Banco consultara a la asociación solidarista su situación con Casa Blanca.

Así consta en el oficio de siete páginas D.J./242-2017, de la Dirección Jurídica del BN, del pasado 31 de enero, del cual tiene copia La Nación.

El documento está firmado por Marietta Herrera, directora Jurídica del Banco Nacional y dirigido a Jorge Bonilla, director general de Crédito del Banco.

En el oficio se confirma que Jorge Agüero, directivo de Asebanacio, fue quien negoció la compra del crédito con la Gerencia General del BN, a cargo de Juan Carlos Corrales.

Agüero es director general y coordina la Subgerencia General de Desarrollo y Personas. Él reporta directamente a Corrales, informó la oficina de Relaciones Institucionales del Banco Nacional.

Óscar Prado, presidente de la solidarista, dijo que no existió ningún conflicto de intereses entre ambas entidades, cuando se dio la compra del préstamo.

"Asebanacio hizo una oferta de compra del crédito de Land Business al Banco Nacional, el BN aceptó nuestra oferta y la cesión del crédito fue realizada", dijo Prado.

Por su parte, el BN informó de que tanto el banco como la asociación son entidades independientes, sus relaciones comerciales se dan dentro de un marco legal y la compra fue una decisión autónoma de la asociación.

Asebanacio informó a sus asociados, el pasado 14 de febrero, de que compró el crédito de Casa Blanca al BN para fortalecer su posición ante el proceso concursal iniciado por la empresa comercial el 12 de enero anterior.

El acuerdo para trasladar esta operación ocurrió seis días después de hacerse publicos los apuros financieros de la compañía.

La adquisición de la deuda se hizo por el 100% del saldo. La solidarista canceló al BN los $4 millones adeudados por Casa Blanca, según el informe de la Dirección Jurídica.

Luego de iniciado el trámite judicial, Land Business suspendió el pago de créditos por $61,5 millones y pasó a ser un cliente con la peor clasificación de deudor.

El proceso. La gerencia general del BN se reunió, el 17 de enero, con personeros del Banco de Costa Rica, Bancrédito y el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) para delinear las acciones ante el convenio preventivo.

Tras la cita, la gerencia contactó a Agüero quien confirmó que Asebanacio tenía un crédito garantizado solo con pagarés. Al día siguiente, el 18 de enero, el directivo de la solidarista confirmó el interés de comprar el préstamo de Casa Blanca.

"El mismo 18 de enero por la tarde, a solicitud de Asebanacio, el suscrito (Jorge Bonilla), presenta el caso de la venta de la cartera en cuestión en el Comité de Activos y Pasivos, indicando un saldo de ¢2.242 millones (...) El Comité acuerda la venta de la cartera de Land Business a Asebanacio", detalla el documento de la Dirección Jurídica del BN.

El 19 de enero, la Asociación pide la información al Nacional para depositar los $4 millones; pero Bonilla informa de que se debe formalizar el proceso.

Agüero insiste en hacer la transferencia del dinero, pues confía en el Banco. El pago se hace el 20 de enero, según el oficio en poder de La Nación.

Asebanacio es actualmente el principal acreedor de Casa Blanca, pues la empresa le adeuda $7 millones: los $4 millones adquiridos al BN, más $3 millones prestados directamente por la solidarista.