Reserva por préstamos con problemas de pago aumentó 300%, en un solo mes

Por: Óscar Rodríguez 13 octubre
La utilidad neta del BCR se redujo fuertemente el pasado mes de setiembre, principalmente por la reserva ordenada por Sugef debido a los créditos de $30 millones dados a Sinocem Costa Rica.
La utilidad neta del BCR se redujo fuertemente el pasado mes de setiembre, principalmente por la reserva ordenada por Sugef debido a los créditos de $30 millones dados a Sinocem Costa Rica.

Las provisiones por la falta de pago de los créditos dados a Sinocem Costa Rica golpearon las ganancias del BCR con corte al mes de setiembre.

La utilidad de la entidad pública se desplomó, el mes pasado, principalmente por la reserva de ¢10.000 millones ordenada por Sugef por el deterioro del financiamiento de $30 millones otorgado a la empresa de Juan Carlos Bolaños para importar cemento chino.

Los datos de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) muestran que el BCR tuvo una ganancia neta de ¢52 millones en dicho mes.

El BCR confirmó, por escrito, que la estimación por el financiamiento al empresario cementero se realizó contra las ganancias del Banco, lo cual disminuyó la utilidad.

"Los ajustes a las estimaciones que se requieren de conformidad con el Acuerdo SUGEF 1-05 (Reglamento para la calificación de deudores) se registran en el estado de resultados del mes respectivo", detalló la entidad.

La afectación en la utilidad mensual también repercutió en la ganancia acumulada de enero a setiembre, que en este periodo fue de ¢30.400 millones, lo cual significa una reducción del 15% comparado con los mismos meses del 2016, cuando fueron ¢35.884 millones, según datos de Sugef.

La Superintendencia ordenó al BCR, el pasado 7 de setiembre, modificar la calificación de deudor de Sinocem porque la empresa no tiene capacidad de pago para atender sus obligaciones crediticias.

La institución pública pasó a la empresa cementera de la categoría A1 –pago del préstamo al día– a riesgo D, es decir con una morosidad igual o menor a 120 días.

Luego de dicho informe, el Banco decidió cerrar anticipadamente el financiamiento a la compañía de Bolaños y le exigió la devolución total de los recursos adeudados.

En enero anterior, se había renovado el financiamiento a la compañía cementera por un plazo de tres años.

Detalle de la reserva

El registro de las estimaciones por créditos malos tuvo un fuerte incremento en setiembre.

La entidad registró, en dicho mes, una provisión neta de ¢6.000 millones lo cual significó un incremento de 322% frente a los ¢1.410 millones en agosto, según la información de Sugef.

El saldo acumulado de las estimaciones, de enero a setiembre, fue de ¢18.837 millones, mientras que en el mismo periodo del 2016 fue de ¢6.733 millones.

El BCR confirmó que el ajuste en la cuenta de estimaciones por deterioro de la cartera de créditos incluye el caso de Sinocem.

Sin embargo, el Banco se negó a detallar si hicieron la reserva por los ¢10.000 millones ordenados por la Superintendencia.

"Se aclara que la determinación de las estimaciones de cartera de crédito se realiza de conformidad con lo establecido en el Acuerdo Sugef 1-05, incluyendo la aplicación de mitigadores cuando corresponde", detalló la entidad por escrito.

La normativa permite a las entidades financieras usar las garantías de los créditos, cuando el cliente entra en mora, para no hacer una reserva por el total del dinero prestado.

En el caso de Sinocem, la empresa presentó como garantía mobiliaria cemento equivalente a 180.000 toneladas.

Además del seguro de caución, suscrito con Oceánica, por el monto total de los créditos.

El BCR se negó a detallar qué tipo de mitigadores se usaron en esa operación por "razones de confidencialidad".