Caída en la exportación de bienes influye en reducción

Por: Óscar Rodríguez 30 septiembre, 2015

San José.

Cultivos de piña en la Zona Norte. La agricultura se mantiene en el terreno negativo, en parte por la menor producción de piña y banano, pero cae menos que meses anteriores.
Cultivos de piña en la Zona Norte. La agricultura se mantiene en el terreno negativo, en parte por la menor producción de piña y banano, pero cae menos que meses anteriores.

El crecimiento de la producción interna de Costa Rica cumplió en junio pasado seis trimestres consecutivos de desaceleración.

El producto interno bruto (PIB) creció un 2,42% en el segundo trimestre del año, frente al mismo periodo del 2014, según publicó este miércoles el Banco Central.

La evolución del PIB comenzó a ralentizarse a partir del cuarto trimestre del 2013, cuando el indicador aumentó un 4%.

En la desaceleración influyó, principalmente, la contracción en el comercio exterior. Dicho sector cayó un 10,81% durante el segundo trimestre.

"La demanda externa mantiene el desempeño negativo de los trimestres previos producto de la menor venta de microcomponentes electrónicos y procesadores, además de la reducción en la exportación de banano, piña, pilas, baterías y cableado", argumentó el ente emisor en el informe Evolución del PIB Real y de la Balanza de Pagos en el II Trimestre del 2015.

Pese a la baja en la producción local, el Banco Central informó de que la economía interna refleja una relativa recuperación en la inversión –privada y pública– en maquinaria, equipo para telecomunicaciones y proyectos hidroeléctricos.

Tal impulso se refleja con el aumento del 10,56% en la formación bruta de capital, en el segundo trimestre del año, frente al mismo periodo del 2014.

Los hogares mantuvieron muy similar su consumo. En el segundo trimestre aumentó un 4,10% respecto al mismo trimestre del año anterior.

El Banco Central también publicó esta tarde los resultados de la balanza de pagos trimestral, la cual refleja los resultados de las transacciones del país con el resto del mundo.

Según dichos resultados, el déficit en la cuenta corriente (incluye principalmente los ingresos y salidas de divisas por las exportaciones e importaciones de bienes y servicios) alcanzó en el segundo trimestre del año $1.121 millones.

La autoridad monetaria afirmó que los flujos financieros hacia la economía costarricense, tanto públicos como privados, permitieron cubrir en su mayor parte este desbalance.

Etiquetado como: