Por: Óscar Rodríguez 1 febrero, 2015

Créditos en dólares se exponen a la volatilidad cambiaria. | ARCHIVO
Créditos en dólares se exponen a la volatilidad cambiaria. | ARCHIVO

Las familias y las empresas conviven, desde hace casi nueve años, con el riesgo del precio del dólar limitado por un valor mínimo y uno máximo de las bandas cambiarias.

Sin embargo, a partir de mañana, el costo del colón frente a la moneda estadounidense flotará y será la oferta y la demanda la que dicten su costo.

Aunque eso será bajo la vigilancia del Banco Central.

La nueva realidad sí provocará más volatilidad en el precio del dólar, considera José Luis Arce, economista de la firma Consejeros Económicos y Financieros (Cefsa).

“Si es un deudor en moneda extranjera, un exportador o un importador, el tipo de cambio es, a partir de ahora, una variable que puede cambiar rápidamente. Es difícil determinar quién gana o quién pierde”, explicó Arce.

El compromiso ratificado ayer por el ente emisor es evitar fluctuaciones violentas.

“Si el Banco ve que la variación en el precio es por una situación de mercado permitirá que flote; pero si es por algo especulativo inmediatamente intervendrá fuertemente el Monex (mercado de monedas extranjeras) y lo frenará”, enfatizó el economista William Porras.

Porras cree que la estabilidad del tipo de cambio se mantendrá con la flotación administrada, pues es el objetivo del Central.

Vidal Villalobos, gerente de Estudios Económicos del Scotiabank, coincidió en que las variaciones en el tipo de cambio serán mínimas.

“Desde junio pasado, el Central prometió reducir las fluctuaciones agresivas y lo han hecho. Intervino para que el precio no bajara mucho; pero la pregunta es qué pasará en el mediano y largo plazo”, enfatizó Villalobos.

Los tres economistas coincidieron que la mejor prevención, ante la incertidumbre del precio de la divisa, es evitar especular con la moneda estadounidense y olvidarse de los precios fijos.