Por: Marvin Barquero 15 mayo, 2014

Manrique Blen
Manrique Blen

¿Cree que el instrumento con la OCDE compromete a abrir las cuentas bancarias?

La Declaración sobre Intercambio Automático de Información es parte de un movimiento que ha tomado fuerza en los últimos años, mediante el cual cada vez se promueve con mayor facilidad el intercambio de información de relevancia tributaria entre Estados. Por lo tanto, se vuelve menos riguroso el proceso de obtención y envío de la información de cuentas bancarias.

¿Se elimina el llamado secreto bancario?

Significa un cambio en las condiciones del resguardo de la información bancaria, pero limitado al marco de la cooperación internacional, para mejorar la recaudación. Siempre existirá una obligación para las entidades financieras de manejar la información de sus clientes con las limitaciones que conlleva el secreto bancario, pero definitivamente se abre una ventana para facilitarles el trabajo a las administraciones tributarias en el mundo.

Entonces, ¿cuáles son los alcances que tiene el compromiso?

Nuestra Administración Tributaria estaría formando parte de una red de intercambio de información automática entre Estados, con lo cual no solo podría obtener datos sobre las inversiones de ciudadanos costarricenses fuera de nuestro país, sino que a lo interno deberá diseñar una estructura que le permita hacer lo mismo con los demás países participantes. Por lo tanto, el principal reto será aprovechar los esfuerzos que vienen haciendo las entidades financieras para implementar normativas de similar naturaleza y con ello organizar a lo interno lo necesario para cumplir con los compromisos adquiridos.