Por: Óscar Rodríguez 26 septiembre, 2013

Juan Carlos Corrales, subgerente general del Banco Nacional. Archivo
Juan Carlos Corrales, subgerente general del Banco Nacional. Archivo

¿Cuál es el efecto del fallo?

Nos repercutirá en la capacidad de crecimiento del crédito. El tener menos utilidades nos impediría capitalizar el Banco. Nos impide tener un crecimiento, en adelante, en todos los rubros de crédito para empresa, vivienda o consumo.

¿Por qué decidieron quitar a los notarios externos?

Es el resultado de una decisión que toma el Banco, no unilateral, sino prácticamente una exigencia de la Contraloría.

¿Existía una relación laboral con los notarios?

No hay una relación laboral. Estos profesionales son contratados por el Banco, pero los honorarios los paga el cliente.

¿Cómo cataloga el fallo?

No tiene ni pies ni cabeza. Es un fallo desproporcionado y no bien fundamentado. Lamentablemente, hay que decirlo: son abogados defendiendo una sentencia de abogados.

”Si aplicamos el fallo al pie de la letra, el Banco tendría que pagar ¢11.912 millones a un grupo de 66 notarios, que significan sumas millonarias para cada uno. Para efecto del Banco, implica el 30% de las utilidades proyectadas para este año”.