Por: Marvin Barquero 17 febrero, 2016
El diputado Ottón Solís criticó la alta erogación salarial. | ARCHIVO
El diputado Ottón Solís criticó la alta erogación salarial. | ARCHIVO

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, se declaró ayer “inconforme y decepcionado” con el nombramiento de Marjorie Jiménez Varela como intendenta de la Superintendencia de Pensiones (Supén).

La designación la realizó el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) y ha sido criticada por el impacto que tiene en el gasto y por las funciones que le corresponden.

Solís dijo en un comunicado que el Poder Ejecutivo no tiene la competencia legal para hacer la separación, pero sí para señalar “la absoluta inconveniencia de ese nombramiento, dada la situación económica, presupuestaria y financiera del país”.

El diputado oficialista Ottón Solís también solicitó reconsiderar el nombramiento por el alto egreso salarial que implica.

En tanto, el Conassif defendió el proceso para realizar la escogencia, aunque detalló que estudiará el caso.