Salida de directores y escándalos con operaciones de crédito motivaron cambio, según informe

Por: Óscar Rodríguez 19 octubre
La agencia Fitch Ratings resaltó que el BCR ha estado involucrado en un escándalos por el otorgamiento de créditos y posibles tráficos de influencias.
La agencia Fitch Ratings resaltó que el BCR ha estado involucrado en un escándalos por el otorgamiento de créditos y posibles tráficos de influencias.

La agencia Fitch Ratings decidió, este 19 de octubre, rebajar una de las calificaciones del Banco de Costa Rica (BCR) vinculada a la administración y estrategia de la entidad.

La renuncia de dos directores, la suspensión de cinco miembros de la Junta Directiva y el escándalo en el otorgamiento de un préstamo provocaron la decisión de la calificadora estadounidense.

Los créditos por $30 millones dados a la compañía Sinocem Costa Rica, así como el de $32,7 millones a Coopelesca para comprarle una planta a Holcim son investigados en la Asamblea Legislativa, el Ministerio Público y la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

El pasado 3 de octubre, la agencia Moody's también redujo la calificación del BCR en tres de indicadores relacionados con el desempeño del gobierno corporativo de la entidad financiera.

En específico Fitch bajó la nota de viabilidad (VR, por sus siglas en inglés) de BB a BB- con perspectiva negativa. La categoría BB detalla que hay un grado moderado de fortaleza financiera.

La VR evalúa el riesgo de que un banco falle, ya sea por incumplimiento o por la necesidad de recibir soporte extraordinario o imponer pérdidas sobre obligaciones subordinadas para restablecer su viabilidad, detalla la definición de la agencia.

"Este ajuste se realizó después de que dos miembros de la Junta Directiva renunciaran a sus puestos, y luego de que el gobierno suspendiera temporalmente al resto de directores e iniciara un proceso ordinario sancionatorio", resaltó la calificadora.

Además añadió: "El BCR y la Directiva han estado involucrados en un escándalo por otorgar un préstamo a una empresa con acusaciones de tráfico de influencias y por fallas de supervisión por parte de la Directiva".

Fitch sí dejó claro que el perfil financiero y de negocios no tuvo modificación. También se reafirmó la calificación internacional del Banco como emisor que es de BB.

"La VR de BCR está altamente influenciada por sus controles y apetito de riesgo, los cuales se han debilitado de forma importante como resultado de los eventos recientes de gobierno corporativo", enfatizó la agencia.

La calificadora detalló que la perspectiva negativa en la VR podría bajar aún más si hay eventos adicionales a nivel de gobierno corporativo del BCR, los cuales debiliten el fondeo de la institución y la calidad de la administración.

"Las calificaciones de riesgo de un banco podrían estar bajo una presión a la baja significativa si debilidades o fallas importantes del gobierno corporativo no se mitigan adecuadamente", afirmó la Fitch.

La calificadora observó que con el nombramiento de la nueva Directiva, por parte del Consejo de Gobierno, el Banco no se ha visto afectado, hasta el momento, en su riesgo reputacional y estabilidad de los depósitos.