Por: Marvin Barquero 13 noviembre, 2013

Pese a creer relevantes los fondos del denominado “peaje” bancario o el 17% de las cuentas corrientes, el director de la Secretaría Técnica del Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), Miguel Aguiar, cree que es prioritario fortalecer el Fideicomiso Nacional para el Desarrollo (Finade).

Coopetarrazú tiene financiación de la banca de desarrollo. | ARCHIVO
Coopetarrazú tiene financiación de la banca de desarrollo. | ARCHIVO

El “peaje”, que acumula más de $320 millones, no se ha logrado usar pues no se permite una supervisión diferenciada de los recursos. Así que para prestarlos se piden iguales requisitos que los de la banca comercial. Esos fondos no son del SBD, dijo Aguiar.

Por el contrario, agregó, el Finade sí obtiene recursos propios del SBD. Es un fondo del cual puede disponer el Consejo Rector del Sistema. Actualmente, tiene un patrimonio de ¢105.132 millones.

De esos recursos, ¢76.794 millones ya están utilizados como créditos o como avales de préstamos. Eso indica que un 73% de los recursos del Finade están comprometidos.

Aunque el Sistema aplique la mejor forma de cobro, y con ello de retorno de los recursos, en alrededor de un año y medio todo estaría prestado. Por eso, es urgente dotar de ingresos frescos al Finade.

En una reforma dictaminada por una comisión legislativa se pretende la obtención de recursos con un impuesto a la “banca de maletín” o banca que presta en Costa Rica sin estar establecida aquí.

La reforma de nuevo está entrabada en el plenario legislativo, donde se le han presentado un número elevado de mociones. Hoy de nuevo puede recibir mociones que igualmente se tendrían que revisar.