El Banco Central anunció que a junio el PIB trimestral creció un 3,78%

Por: Patricia Leitón 1 octubre, 2014
Muelle de Limón. El comercio exterior muestra una desaceleración que impide a la producción del país crecer a tasas mayores. | ARCHIVO/JONATHAN JIMÉNEZ
Muelle de Limón. El comercio exterior muestra una desaceleración que impide a la producción del país crecer a tasas mayores. | ARCHIVO/JONATHAN JIMÉNEZ
Crecimiento por debajo del promedio
Crecimiento por debajo del promedio

El crecimiento de la producción cumplió cuatro trimestres consecutivos con tasas cercanas al 4%.

Ayer, el Banco Central publicó el resultado de la variación del producto interno bruto (PIB) al segundo trimestre de este año, que fue del 3,78% respecto al mismo periodo del año anterior.

El PIB es un cálculo del valor de los bienes y servicios producidos en el país.

El resultado publicado ayer está por debajo del promedio histórico trimestral (entre 1992 y el 2014) del 4,85%, pero por encima del crecimiento mundial, destacó Róger Madrigal, director de la División Económica del Banco Central de Costa Rica.

En julio pasado el Fondo Monetario Internacional estimó un crecimiento de la economía mundial del 3,4% para el 2014, y del 2% para América Latina y el Caribe.

En Costa Rica, la estimación del Banco Central para este año es un crecimiento del 3,6%.

“Sabemos que el potencial de la economía es mayor, pero eso hay que juzgarlo en un contexto: el mundo está creciendo a tasas inferiores a las de Costa Rica”, comentó Madrigal.

Según el detalle de la producción trimestral por la vía del gasto, se han contraído el comercio exterior y la inversión de las empresas.

Preocupación por inversión. Economistas consultados por La Nación mostraron preocupación por estos sectores.

“Preocupa la pérdida de dinamismo de las exportaciones de bienes y de la formación bruta de capital (inversión). La salida de Intel es parcialmente responsable de los resultados”, comentó el economista Norberto Zúñiga.

Para Luis Mesalles, tesorero de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado, la desaceleración que muestran la inversión y las exportaciones son reflejo, en buena medida, de la apreciación de largo plazo que ha sufrido el colón ante el dólar.

“Eso, junto con el aumento del costo de energía, ha hecho que Costa Rica se convierta en un país relativamente caro para producir, y que las exportaciones y la inversión de las empresas se hayan desacelerado”, comentó Mesalles.

Al mismo tiempo, este economista añadió que la producción local no ha logrado compensar esa desaceleración porque no hay un panorama claro para que los empresarios se atrevan a invertir.

Para Mesalles, con estas perspectivas es poco probable que baje el nivel de desempleo, o que aumente la tasa de ocupación.

En el segundo trimestre de este año, el desempleo fue del 9%, según la Encuesta Continua de Empleo, que publica el Instituto Nacional de Estadística y Censos.

Para el director del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la Universidad de Costa Rica, Max Alberto Soto, es difícil que el país pueda salir del rango de crecimiento en la producción en el que se encuentra, entre el 3% y el 4%, en este y el próximo año.

Etiquetado como: