Banco propuso una contratación directa con la empresa Mckinsey & Company para modernizar su estructura organizacional

Por: Patricia Leitón 24 mayo

San José.

La Contraloría General de la República volvió a denegar el permiso al Banco Central para hacer una contratación directa con la empresa Mckinsey & Company, con el fin de ejecutar el proceso de modernización de su estructura organizacional, por un plazo de 20 semanas y por un monto aproximado de ¢1.476 millones.

El Banco Central justifica los cambios en la metodología de la tasa básica pasiva y lo considera un indicador vigente. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO
El Banco Central justifica los cambios en la metodología de la tasa básica pasiva y lo considera un indicador vigente. | RAFAEL PACHECO/ARCHIVO

Así lo hizo saber Allan Ugalde Rojas, gerente de la División de Contratación Administrativa de la Contraloría General de la República, en el oficio 05678 del 19 de mayo del 2017.

La Junta Directiva de la institución aprobó, el año pasado, elegir a una empresa consultora que propusiera una reorganización interna en el Banco.

La autoridad monetaria presentó la solicitud de contratación directa a la Contraloría General de la República, pero la entidad la rechazó el 12 de enero del 2017.

El 6 de abril del 2017, el Banco Central solicitó nuevamente la autorización.

En su respuesta al Banco, en enero pasado, la Contraloría había señalado que si bien el Banco Central explica las razones por las cuales requiere de la ejecución de un proceso de modernización, no acreditó en la solicitud, ni en la documentación aportada, por qué esa contratación debe realizarse por vía excepción y no por el procedimiento ordinario correspondiente.

En su oficio de abril, el Banco explicó que el interés o condición que establece la Junta Directiva es clara en el sentido que debe ser una empresa internacional con experiencia en buenas prácticas internacionales en banca central, razón por la cual el hecho de promover una licitación pública internacional, no garantiza la participación de empresas altamente especializadas y con experiencia en diagnósticos para banca central.

También la Contraloría cuestionó que si bien se exponen las razones por las cuales se definieron una serie de características y requerimientos particulares con la empresa que pretenden contratar, no se ha explicado de cómo se obtuvo la muestra de mercado previa bajo la que se seleccionaron, posteriormente, las tres empresas evaluadas.

"Se utilizaron como fuente principal empresas evaluadoras de alto nivel, considerando su experiencia, información pública actualizada (web) y metodología empleada, para generar rankings de empresas consultoras, con el fin de determinar, cuáles empresas consultoras son las mejor calificadas, según el mercado internacional", contestó el Banco Central.

"No se ha logrado verificar de la metodología indicada ni a partir de un análisis técnico por parte de las instancias correspondientes del Banco, que los resultados de ranking visibles en los sitios web provengan de estudios que reflejen o hayan medido las necesidades actuales del Banco y sus órganos desconcentrados", señaló la Contraloría.