En dos meses, entidad vendió $60 millones y adquirió $92 millones

Por: Patricia Leitón 2 abril, 2015

En los primeros dos meses de vigencia de la flotación del dólar, el Banco Central compró $92 millones del público y solo vendió $60 millones.

Las compras se contabilizan bajo la columna de “operaciones propias”, la cual incluye los recursos para fortalecer las reservas monetarias internacionales, que son los fondos que el país tiene para hacerles frente a las dificultades externas.

El Banco Central anunció, en enero, que para el periodo que va de febrero 2015 a diciembre 2016 podría adquirir hasta $800 millones para fortalecer sus reservas monetarias.

Por su parte, las ventas se incluyen en la columna de “operaciones de estabilización” que son para evitar que el precio de la divisa aumente. La entidad solo compró dólares en los primeros días.

Efectos en tasas. Al comprar más dólares de los que vende, la entidad emite colones que podrían afectar la inflación y, debido a eso, la autoridad monetaria generalmente vende valores para recoger esos colones.

Negociaciones del central
Negociaciones del central

Al vender bonos, el Central compite con el resto de entidades que también requieren colones y, por ello, debe ofrecer intereses atractivos.

Bajo esas condiciones, las adquisiciones de divisas pueden generar presiones sobre las tasas de interés en moneda local.

No obstante, para Eduardo Prado, gerente del ente emisor, esta presión es posible, pero no necesariamente va a darse.

“Obviamente, existe un límite a la capacidad de colocación de bonos del Banco Central, sin que ello afecte las tasas de interés.

”Por otra parte, si, al momento de retirar liquidez de la economía, existen otros demandantes por esos colones, por ejemplo el sector privado para satisfacer su demanda de crédito o el Gobierno para financiar su déficit, la competencia por los recursos presionaría al alza las tasas”, dijo.

Para Rodrigo Bolaños, expresidente del Central, el país está más en “administración” que en “flotación”.

Especialistas descartan, de momento, que las compras de dólares del Banco Central puedan presionar las tasas de interés en colones. | DAVID VARGAS/ARCHIVO
Especialistas descartan, de momento, que las compras de dólares del Banco Central puedan presionar las tasas de interés en colones. | DAVID VARGAS/ARCHIVO

“Por eso, creo que el Banco Central comprará en el 2015 una buena parte, si no es que todos, los $850 millones de aumento de reservas que programó para 2015-2016”, señaló Bolaños.

Indicó que eso probablemente lo esterilizarán y les subirá en algo el déficit financiero.

No obstante, Bolaños sostuvo que la medida sería manejable por los siguientes 2 o 3 años, si no hubiera que comprar más dólares y esterilizarlos, pues el crecimiento de la economía haría que el déficit vuelva a bajar.

“Pero, si se quiere ir mucho más allá, con intervenciones más masivas, ahí sí pueden darse problemas de más inflación y mayores tasas de interés”, añadió.

Al respecto, el Grupo Aldesa consideró que las señales recientes del Banco (la baja en la tasa de política monetaria) parecen indicar que, por ahora, no habrá presión sobre las tasas.

Etiquetado como: