Reorganización incluye excluir a banco de lista de control de activos de Departamento del Tesoro de EE. UU.

Por: Óscar Rodríguez 21 junio

El Grupo Bancario BCT, de capital costarricense, deberá relanzar las operaciones del Balboa Bank & Trust, Corp. para lograr el objetivo de crecer en Panamá.

El regulador panameño avaló, este 19 de junio, la oferta para adquirir el 100% de las acciones del banco; a la vez que dictó una serie de objetivos que la entidad financiera tica deberá cumplir después de la adquisición.

Para que se concrete la compra, la Asamblea de Accionistas de la Corporación BCT S. A. debe aprobar la adquisión, explicó Natalia García, gerente de Mercadeo de la entidad.

Luego se requiere de la aprobación definitiva de la Superintendencia de Bancos de Panamá y de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) de Costa Rica, detalló García.

La Superintendencia de Bancos de Panamá estima que en agosto se completará la venta de Balboa Bank & Trust y sus subsidiarias al Grupo Bancario BCT.
La Superintendencia de Bancos de Panamá estima que en agosto se completará la venta de Balboa Bank & Trust y sus subsidiarias al Grupo Bancario BCT.

"BCT opera en Panamá desde hace casi 30 años y crecer allí es un objetivo estratégico del grupo financiero", explicó García.

La entidad costarricense no quiso revelar a cuánto ascenderá el costo de la inversión para adquirir el banco panameño.

Balboa Bank finalizó, el 2016, con activos totales por $557 millones y con pasivos por $464 millones, según datos de la Superintendencia de Panamá.

Tareas.

El supervisor panameño estableció como objetivo al BCT sacar a la entidad panameña de la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La inclusión en dicha lista implicó la imposibilidad del banco de acceder a sus activos para hacer frente a sus obligaciones con los depositantes, lo cual, entre otras cosas, afectó sus indicadores de liquidez.

Por tal razón, el regulador panameño tomó el control administrativo y operativo de Balboa Bank en mayo del 2016.

"La Superintendencia y el Grupo Bancario BCT deberán poner en marcha un proceso ordenado de apertura de las operaciones de Balboa Bank para gradualmente darle acceso a los clientes del banco a sus fondos depositados, así como también al normal desarrollo de las operaciones de financiamiento y crédito", argumentó el ente supervisor.

No es la primera vez que la entidad bancaria enfrenta problemas. En 2009 lo había hecho cuando se llamaba Stanford Bank Panamá debido al retiro masivo de depósitos y para evitar mayores riesgos.