Menor abundancia de divisas en Costa Rica y aumentos en petróleo y tasas de interés de la FED influyen en el ajuste

Por: Óscar Rodríguez 11 mayo

En el Banco Central de Costa Rica (BCCR) atribuyen las recientes alzas del precio del dólar a variaciones de la situación económica del país y el entorno internacional.

Entre los factores señalados están que en el mercado cambiario local hay menos divisas comparado con años previos, pero la demanda es alta. Además aumentó el costo de las materias primas –petróleo principalmente– y se inició un proceso de incremento en las tasas de interés por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED).

"Hay condiciones que efectivamente han variado de lo que habíamos observado en años previos e incluso de lo que habíamos previsto en la programación macroeconómica", reconoció Henry Vargas, director del Departamento de Estadística Macroeconómica del BCCR.

Asimismo, en el 2016 y este año, el Gobierno no emitió deuda externa lo cual disminuyó la abundancia de divisas.

En el periodo 2012 al 2015 el Ministerio de Hacienda captó $4.000 millones e inyectó liquidez al mercado cambiario.

El resultado es que, en cinco meses de este año, el aumento porcentual en el precio de la divisa en colones casi se equipara al registrado durante todo el 2016.

El precio del dólar se elevó 3% durante cinco meses de este año. La variación cambiaria fue muy similar a la reportada durante todo el 2016 cuado fue de 3,5%. Dorelyn Rojas de Banco Cathay cuenta divisas.
El precio del dólar se elevó 3% durante cinco meses de este año. La variación cambiaria fue muy similar a la reportada durante todo el 2016 cuado fue de 3,5%. Dorelyn Rojas de Banco Cathay cuenta divisas.

El costo del dólar cerró ayer en ¢572,84 en el Mercado de Monedas Extranjeras (Monex) administrado por el BCCR; es decir 3% más frente a los ¢556,06 en los cuales inició en enero anterior.

Durante el 2016, la variación cambiaria de la divisa se elevó en 3,5% entre el precio de inicio y cierre del año, cuando pasó de ¢537,54 a ¢556,16 en el Monex.

"El tipo de cambio sí se está ajustando más rápido que lo hacía el año pasado; pero es parte de lo que se debe esperar con el régimen cambiario actual. Hay una flotación administrada y se le está dando espacio al tipo de cambio para que se ajuste", recalcó Vargas.

Mayor demanda.

El incremento en la necesidad de dólares por parte de personas y empresas se acrecentó, en los últimos meses, debido al alza de tasas de la FED, enfatizaron banqueros consultados por La Nación.

"El alza en las tasas de interés en dólares y la baja en tasas de interés en colones han hecho del dólar una moneda atractiva para inversión y ahorrar", aseguró Dannel Huang, gerente Financiero de Banco Cathay.

Huang recalcó que en periodos como el actual los consumidores tienden a migrar sus recursos a una moneda más fuerte, lo cual genera presiones cambiarias.

De hecho, la previsión de los agentes económicos (familias y compañías) es que para los próximos 12 meses el precio de la divisa se aprecie en promedio un 3%, según la Encuesta Mensual de Expectativas de Variación del Tipo de Cambio que publica el BCCR.

"Para este año habíamos previsto una depreciación del colón del 3%, por lo cual el movimiento actual (del tipo de cambio) se sale de la tendencia", dijo Vidal Villalobos Rojas, gerente de Estudios Económicos de Prival Bank.

Sin embargo, Henry Vargas, del BCCR, enfatizó que la evolución del tipo de cambio, en el sistema de flotación administrada, es dictada por las necesidades del mercado.

Por otra parte, la normativa del Banco Central sobre la posición patrimonial en dólares de entidades financieras fue otro elemento señalado por banqueros como la responsable de la mayor demanda de divisas.

Actualmente, la autoridad monetaria tiene en consulta un cambio reglamentario que deroga esta normativa, y la sustituye por una directriz de la Superintendencia General de Entidades Financieras.

"Para cumplir con la norma los bancos han salido a comprar dólares en un mercado más seco", señaló William Porras, economista especializado en temas cambiarios.

Empero, el BCCR no consideró esto último como un factor determinante en la coyuntura actual.