Entidad tuvo ganancia de ¢226,5 millones en febrero y se salvó de caer en irregularidad financiera

Por: Óscar Rodríguez 9 marzo
Bancrédito tiene actualmente 763 trabajadores. Una de las opciones para sanear las finanzas del banco, discutida el año pasado por la Directiva, fue la salida de 200 empleados. La institución requiere ¢6.000 millones del Gobierno para aplicar dicha movilidad laboral. | MARCELA BERTOZZI/ARCHIVO
Bancrédito tiene actualmente 763 trabajadores. Una de las opciones para sanear las finanzas del banco, discutida el año pasado por la Directiva, fue la salida de 200 empleados. La institución requiere ¢6.000 millones del Gobierno para aplicar dicha movilidad laboral. | MARCELA BERTOZZI/ARCHIVO

San José.

El Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) utilizó los ¢2.000 millones entregados por el Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) para cubrir el riesgo por sus créditos atrasados.

El dinero proviene de un convenio firmado entre ambas instituciones, e impulsado por el Gobierno, donde el Nacional se comprometió a adelantar el flujo de comisiones que percibirá Bancrédito como resultado de la recaudación de los impuestos de salida del país.

El ingreso de dicho dinero generó que Bancrédito tuviera una ganancia neta de ¢226,5 millones en febrero pasado, confirmó Gerardo Porras, gerente general de esa entidad.

"Los recursos del convenio con el Banco Nacional no se utilizaron para generar estas utilidades sino para crear estimaciones de carácter prudencial. Son recursos no comprometidos", explicó Porras.

Por normativa de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), las entidades bancarias deben crear una reserva de dinero para respaldar los créditos otorgados.

Cuando hay operaciones que entran en problemas de morosidad, los bancos deben hacer una estimación mayor, incluso hasta del 100% del dinero prestado.

Este año, a Bancrédito lo golpeó el préstamo de $3,3 millones otorgado a Casa Blanca. El Banco tuvo que hacer una reserva especial por este crédito que afectó su resultado en enero pasado.

Porras indicó que el dinero dado por el BNCR fue para fortalecer la rentabilidad de la institución.

Asimismo, ayudó a Bancrédito a evitar entrar en una situación de irregularidad financiera.

La normativa de supervisión establece que si un banco tiene seis meses, consecutivos o no, de pérdidas mensuales en los últimos 12 meses, cae en inestabilidad financiera grado dos.

Cuando esto pasa, la Sugef ordena a la entidad en problemas presentar un plan de saneamiento. Si la Superintendencia lo rechaza, el banco es intervenido.

Precisamente el Banco cumplió en enero pasado su quinto mes de pérdidas, en 12 meses, con lo cual era clave tener una utilidad en febrero.

La Dirección Jurídica del BNCR confirmó que la institución obtendrá una rentabilidad del 9,8% por la operación en la cual prestaron esos ¢2.000 millones a Bancrédito.

Ambas instituciones públicas confirmaron que no está previsto la inyección de más recursos en los próximos meses.

El banco estatal enfrenta, desde el año pasado, un ajustado panorama financiero cuando tres créditos malos afectaron sus ganancias.

La entidad ganó ¢282,7 millones, en el 2016, lo cual significó una caída del 81% comparado con los ¢1.457,5 millones del 2015.

Nueva reversión. Por otra parte, la Sugef ordenó a Bancrédito, en febrero anterior, realizar una segunda modificación de sus estados financieros durante este año.

La Superintendencia obligó al banco a modificar la pérdida registrada en enero pasado, pues de ¢591 millones pasó a ¢631 millones.

Porras explicó que el cambio fue producto de un ajuste dictado por Sugef.

En enero ocurrió lo mismo, pero con el resultado integral del 2016. En ese momento, Bancrédito pasó de reportar una utilidad neta de ¢400 millones a ¢269,1 millones al cierre del año pasado.

Directiva al tanto. La Dirección Jurídica del BNCR confirmó que Juan Carlos Corrales, gerente general del Banco, informó a la Junta Directiva de la entidad de previo sobre las condiciones generales del negocio con Bancrédito y el posterior acuerdo.

"El análisis y aprobación de este negocio fue autorizado por el comité respectivo de la Administración (del Banco)", confirmó la entidad.