Saldo invertido fue de ¢1 billón en 2014, casi se duplicó en un plazo de cinco años

Por: Óscar Rodríguez 9 marzo, 2015
Hacienda emite deuda interna para financiar su necesidad de recursos para el pago de salarios, transferencias e inversiones. En diciembre anterior, el Conavi contrató una empresa privada para realizar estas reparaciones viales en La Tigra de San Carlos. | LUIS NAVARRO
Hacienda emite deuda interna para financiar su necesidad de recursos para el pago de salarios, transferencias e inversiones. En diciembre anterior, el Conavi contrató una empresa privada para realizar estas reparaciones viales en La Tigra de San Carlos. | LUIS NAVARRO

La banca pública incrementó sus inversiones en títulos de deuda interna del Gobierno por encima del 20% en el 2014, por segundo año consecutivo.

Inversión en ascenso
Inversión en ascenso

Los bancos de Costa Rica (BCR), Nacional, Popular y Bancrédito tenían invertidos ¢1 billón en bonos gubernamentales al pasado 31 de diciembre, frente a los ¢888.926 millones del mismo periodo del 2013, según el Banco Central y el Ministerio de Hacienda.

La información oficial muestra que, en los últimos cinco años, los recursos destinados por los bancos públicos a las emisiones del Ministerio de Hacienda crecieron casi el doble.

Hacienda vende bonos de deuda para financiar los gastos del Gobierno que no puede cubrir con los ingresos de los impuestos. Los recursos que se captan se destinan principalmente al pago de salarios, transferencias a instituciones públicas y privadas e inversiones.

Razones. Voceros de los bancos públicos coincidieron en que las dos principales razones del incremento son las necesidades de recursos del Ministerio de Hacienda por el alza del gasto del Gobierno y cumplir con la nueva normativa de supervisión, que los obliga a tener más recursos para la cobertura de las operaciones de crédito en dólares y colones.

“El comportamiento observado (aumento de la inversión en bonos de deuda) tiene su origen en los esfuerzos realizados por el Ministerio de Hacienda para atraer más recursos para atender sus necesidades de flujo de caja”, explicó Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito.

Bernardo Alfaro, subgerente de Riesgo y Finanzas el Banco Nacional, detalló que con las nuevas reglas de supervisión probablemente los bancos tiendan más hacia inversiones en Hacienda y el Banco Central para enfrentar su riesgo de liquidez.

En febrero anterior, Fernando Naranjo, exgerente del Banco Nacional, dijo en la Asamblea Legislativa que el Gobierno presionó a la institución para aumentar las inversiones en títulos de deuda interna.

Sin embargo, Helio Fallas, ministro de Hacienda, rechazó, en ese momento, tal lectura, pues alegó que solo se pidió a los bancos y entidades públicas un manejo más apropiado de sus inversiones y tasas de interés.

Estructura. El saldo de la deuda interna del Gobierno Central cerró, en el 2014, en ¢8,1 billones. De dicho monto, los bancos públicos poseen el 15% de títulos, detrás de la Caja Costarricense de Seguro Social, que tiene el 16%.

“El 15% de tenencia no representa una concentración de la deuda en este sector (banca pública). Es muy cercano al promedio histórico”, comentó Mauricio Arroyo, subtesorero nacional.

Sin embargo, reconoció que en los últimos dos años hubo un incremento en el porcentaje, tras llegar al 12% en el 2012.

Para Guillermo Quesada, presidente de la Cámara de Bancos, en diciembre anterior se dio un incremento en la inversión de la banca pública en títulos de Hacienda, luego de la publicación de una directriz presidencial que obliga a 321 instituciones a invertir en Hacienda y a la banca pública a regular sus tasas de captación.

“Los saldos a deuda interna de la banca pública en el Gobierno pasaron dos meses sin crecimiento (octubre y noviembre del 2014) y crecieron en diciembre en un 7%”, detalló Quesada.

En dichas inversiones hay un predominio de títulos en colones de corto y mediano plazo.