24 enero, 2015
El año pasado, cinco bancos, entre ellos Improsa, invirtieron en la apertura de agencias, para un total de 12 nuevos puntos. | IMPROSA PARA LN
El año pasado, cinco bancos, entre ellos Improsa, invirtieron en la apertura de agencias, para un total de 12 nuevos puntos. | IMPROSA PARA LN

En el 2014, las entidades bancarias del país mantuvieron una estrategia cautelosa de apertura de nuevas sucursales, pues se enfocaron en invertir en otras áreas.

Según un sondeo de La Nación , el año pasado se abrieron solamente 12 agencias, a manos de cinco bancos. Estas entidades inauguraron entre tres y una sucursal cada una.

Este resultado difiere del dinamismo que se presentó entre el 2012 y junio del 2013, cuando nueve bancos abrieron 37 sucursales, la mayoría en centros comerciales, de acuerdo a un análisis realizado por este medio en ese momento.

Las entidades que sí sumaron nuevas agencias a su portafolio lo hicieron por las necesidades de atender el nicho de mercado al que se dirigen.

El Banco Popular abrió tres oficinas, ubicadas en Monteverde, Moravia y Curridabat; dos de ellas en centros comerciales.

La entidad busca estar presente en aquellas localidades donde se tenga un mayor impacto económico y social, dijo Juan Carlos Li, sugerente general de Negocios del Banco Popular.

El BAC San José (Guadalupe, La Guácima y Plaza Roble) y el Banco Cathay (Aserrí y Guápiles) también abrieron puntos de servicio. A estas empresas les sigue el Banco Improsa con dos inauguraciones (en Escazú y Alajuela), y el Banco de Costa Rica con un local.

Una de las razones por la que la mayoría de bancos no invirtieron en nuevas agencias fue porque consideraron que su público meta estaba cubierto con las sucursales que poseían.

A su vez, para otros también pesa el dinamismo que toman las transferencias electrónicas.

Según Olger Porras, gerente general de Bansol, ante la preferencia de los clientes por los medios electrónicos, los bancos se han enfocado en los últimos años en mejorar las plataformas electrónicas, sustituyendo la inversión física en nuevas sucursales.

El sector tuvo cautela en sus aperturas de oficinas, pese a que la mayoría de los bancos privados más grandes del país tuvo utilidades que superaron la inflación. Entre las entidades públicas, la mesura parece estar acorde, pues solo el Banco Nacional reportó ganancias reales anuales.

Respecto a la expectativa de aperturas para este 2015, por el momento, seis bancos confirman que abrirán, en conjunto, 17 centros de servicio o miniagencias.

El Banco Mundial ubica a la red nacional como la cuarta más grande entre 18 países latinoamericanos, explicó Ronulfo Jiménez, asesor de la Asociación Bancaria Costarricense (ABC).