Por: Carlos Cordero 18 febrero, 2016
En 2015 el sistema tuvo problemas tres veces. | MELISSA FERNÁNDEZ
En 2015 el sistema tuvo problemas tres veces. | MELISSA FERNÁNDEZ

El sistema informático central del Banco Popular volvió a tener problemas.

El 12 de febrero, el depósito del salario a los 1.193 empleados de la Universidad de Costa Rica (UCR), que debe hacerse en la mañana, se atrasó hasta la tarde. Es la tercera vez (que ocurre) desde que el Banco implantó el nuevo sistema, en el 2015, respondieron por escrito en ese centro de educación superior.

El Popular explicó a la Universidad que en “esta ocasión” el proceso iba a ser más lento.

Manuel Ramírez, de la Dirección de Tecnología de Información del Banco Popular, informó a La Nación de que la situación fue ocasionada ese día por un incidente de conectividad, el cual generó un leve retraso, pero que los técnicos lo atendieron de manera inmediata.

Agregó que ese mismo día se realizó el respectivo depósito de la quincena a funcionarios de otras instituciones con “absoluta normalidad”. “Desde hace meses, la plataforma del Banco funciona a niveles de disponibilidad y transaccionalidad normales”, destacó Ramírez.

Sin embargo, el mismo día, en la página de Facebook del Banco, los clientes se quejaron de problemas para ingresar al sitio en Internet, pagar servicios, actualizar claves, hacer transferencias bancarias vía el Sistema de Pagos Electrónicos (Sinpe) y cancelar compras con tarjetas electrónicas.

Aún el 15 de febrero, una usuaria dijo, en la red social, tener 20 años de ser clienta del Popular y se quejó de que desde el cambio de la plataforma, le ha resultado imposible hacer transacciones en línea.

Monitoreo. La Superintendencia General de Entidades Financieras, que por ley no puede referirse a situaciones particulares de los supervisados, dijo que solicitó acciones correctivas para mitigar los riesgos operativos que se generan por el funcionamiento del sistema.

Ramírez defendió que ahora se cuenta con el sistema requerido y que la misma institución ha reconocido la etapa de estabilización, con intermitencia y afectación de algunos servicios, particularmente en la web.

La plataforma del Banco Popular también tuvo problemas en abril, mayo y octubre del 2015. Le entidad explicó que Temenos USA Inc., proveedor de la plataforma por $30 millones, debe reparar los incidentes, de acuerdo con la garantía del contrato firmado entre las partes.

En el 2012, la Contraloría General de la República advirtió de que el desarrollo del sistema no cumplía con los objetivos propuestos, debido a que las acciones de control del Banco no han tenido la eficacia deseada.