Este año la institución canceló 0,5789 veces el salario promedio del funcionario, en lugar del premio de entre uno y tres salarios

Por: Patricia Leitón 16 junio, 2015

San José

La Junta Directiva del Banco Nacional disminuyó este año el bono pagado a los miembros de su alta gerencia.

La Junta autorizó, el 18 de mayo pasado, el pago del bono para la alta administración con base en los resultados del 2014; no obstante, en lugar de pagar entre uno y tres salarios, como había sido costumbre, se decidió pagar un monto equivalente al 0,5789 veces el salario promedio, como se canceló al resto de los funcionarios de esta institución.

El Banco Nacional otorgó a la alta gerencia un bono igual al incentivo que recibieron el resto de los empleados por los resultados del 2014.
El Banco Nacional otorgó a la alta gerencia un bono igual al incentivo que recibieron el resto de los empleados por los resultados del 2014.

"En esta ocasión, no obstante los buenos resultados obtenidos y que el esquema vigente para evaluar ese periodo permitía el pago de entre uno y tres salarios, la Junta Directiva General estimó prudente homologar el incentivo con el del resto de los funcionarios del Banco (0,5789 veces el salario promedio)", explicó Víctor Hugo Carranza, presidente del Banco Nacional.

Según Carranza la resolución es totalmente coincidente con lo que luego dispuso la Directriz Presidencial No. 026-H emitida el 26 de mayo, 2015.

En dicha directriz el Poder Ejecutivo solicitó a los bancos públicos, entre otras cosas, eliminar esquemas especiales para la alta gerencia.

En este grupo jerárquico se incluyen al gerente general, subgerentes generales, auditor general, directores corporativos y regionales.

Esquema doble. En el Banco Nacional funcionan dos tipos de incentivos: uno para los trabajadores que está incluido en la Convención Colectiva y un bono de productividad para la alta gerencia, que había sido entre uno y tres salarios base.

Por los resultados del 2013, por ejemplo, al gerente le correspondió por esta bonificación un monto de ¢10,9 millones y por los del 2012 una gratificación de ¢55,7 millones, según información proporcionada por la Contraloría General de la República.

El 26 de enero pasado, la Contraloría General de la República emitió un informe en el cual señaló que los bancos Nacional, de Costa Rica y Popular otorgaron, entre el 2006 y el 2012, un total de ¢99.832 millones en incentivos económicos a sus empleados, sin que tuvieran un modelo de evaluación de desempeño alineado con los objetivos estratégicos de cada entidad.

En el caso del Banco de Costa Rica, tienen un solo esquema de incentivos, pero este año la entidad no entregó gratificaciones a sus trabajadores con base en la productividad, debido a que no se alcanzaron las metas.

En el Banco Popular, por su parte, el año pasado se repartieron ¢1.528 millones –más las correspondientes cargas sociales– como reconocimiento para sus empleados. La suma fue menor a la pagada en el 2013, cuando ascendió a los ¢1.590 millones", resaltó el boletín emitido.

En su directriz del 26 de mayo, el Poder Ejecutivo dio dos meses a los bancos para presentar un plan de acción con el fin de regular estos incentivos.