Entidad en crisis requiere obtener ganancias en febrero, si no entra en inestabilidad financiera grado dos

Por: Óscar Rodríguez 24 febrero
Bancrédito afronta problemas desde el año pasado, pues los ingresos se destinan, en su mayoría, para el gasto de personal y administrativo, lo cual limita los resultados del Banco, que cuenta con 763 trabajadores. En el 2016 ganó ¢282 millones. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI.
Bancrédito afronta problemas desde el año pasado, pues los ingresos se destinan, en su mayoría, para el gasto de personal y administrativo, lo cual limita los resultados del Banco, que cuenta con 763 trabajadores. En el 2016 ganó ¢282 millones. | ARCHIVO/MARCELA BERTOZZI.

San José.

El Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) desembolsará ¢2.000 millones a Bancrédito para evitarle caer en irregularidad financiera.

Ambas instituciones públicas informaron, este viernes 24 de febrero, que los recursos son un adelanto del ingreso previsto, por los próximos 17 meses, de la venta del servicio de recaudación del impuesto de salida del país.

A cambio del adelanto del dinero, el BNCR recibirá parte de las comisiones correspondientes a la recaudación del tributo entre marzo del 2017 y julio del 2018, se informó en un comunicado de prensa.

Sin embargo, no se reveló el monto de dinero que obtendrá el Nacional con la alianza. Bancrédito se negó a entregar una copia del convenio firmado con el BNCR, al igual que el Gobierno.

Recibir el dinero de manera anticipada permitirá a Bancrédito tener ganancias este mes de febrero y, de esa forma, no entrar en inestabilidad o irregularidad financiera de grado dos.

Esto ocurre cuando un banco tiene seis perdidas mensuales, consecutivas o no, durante los últimos 12 meses, según el Reglamento para Juzgar la Situación Económica-Financiera de las Entidades Fiscalizadas.

Bancrédito reportó, en enero anterior, un pérdida de ¢591 millones y fue la quinta en el último año.

"El dinero nos permitirá fortalecer las utilidades del Banco y darle mayor solidez, y con esto iniciar otra serie de proyectos para modernizar la institución y hacerla más eficiente", afirmó Gerardo Porras, gerente general de Bancrédito.

Para Juan Carlos Corrales, gerente general del BNCR, el convenio es una oportunidad de negocio que impactará positivamente a ambos bancos estatales.

Bancrédito enfrenta un deterioro financiero, desde el año pasado, cuando tres créditos malos afectaron su resultado.

Al cierre del 2016, la entidad tuvo una ganancia neta de ¢282 millones lo cual significó una caída del 81% de sus utilidades comparado con el 2015.

En enero de este año, el inicio del proceso concursal por parte de almacenes Casa Blanca afectó a Bancrédito de nuevo, pues esta entidad le prestó $3,3 millones a la empresa y debe hacer una provisión para cubrirse de la operación con problemas. Esto golpeó el estado de resultados del banco, en enero.

Bancrédito tuvo que hacer una provisión de ¢1.014 millones por deterioro en créditos malos, y logró una ganancia operativa de ¢422 millones, lo cual le generó la pérdida de ¢591 millones.

Futuro. En el comunicado del banco con sede en Cartago, se informó que el acuerdo con el BNCR es una de las medidas del plan de fortalecimiento solicitado por la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef) en setiembre del año pasado.

La Superintendencia devolvió, el miércoles pasado, el documento entregado por la institución estatal porque no cumplía con los requerimientos.

"El plan de sostenibilidad incluye otras acciones a corto y mediano plazo como la conversión de activos fijos en líquidos, por medio de la venta de algunos inmuebles, un reenfoque de negocio, el incremento de los ingresos y la reducción de los gastos operativos y de administración", detalló Bancrédito.

El Consejo Económico Presidencial analiza otras alternativas para la institución como convertirlo en un banco de fomento para el desarrollo principalmente dirigido a pymes.

Sin embargo, esta opción requiere de cambios legales los cuales deben aprobarse en la Asamblea Legislativa.