Banco de Costa Rica tiene invertidos ¢76.481 millones en depósitos a plazo

Por: Óscar Rodríguez 24 marzo
En diciembre, la Oficina de Control de Propaganda recibió más de 50 denuncias en contra del comercial del nuevo servicio del BCR. | ARCHIVO
En diciembre, la Oficina de Control de Propaganda recibió más de 50 denuncias en contra del comercial del nuevo servicio del BCR. | ARCHIVO

San José.

El Banco de Costa Rica (BCR) estudia si se lleva el dinero invertido en el Banco Crédito Agrícola de Cartago (Bancrédito) debido a la crisis financiera que atraviesa esta última entidad.

La Junta Directiva del BCR ordenó a Mario Barrenechea, su gerente general, evaluar si mantiene los ¢76.481 millones que tiene invertidos en depósitos a plazo en Bancrédito, según se detalla en el acuerdo 11-17, del pasado 15 de marzo, del cual tiene copia La Nación.

La disposición de los directivos fue que Barrenechea se reúna con Gerardo Porras, gerente de Bancrédito, para conocer el plan de fortalecimiento de la entidad y renovar por un plazo no mayor a 30 días las inversiones que estén prontas a vencer.

"Si ese plan no es conveniente para el BCR, entonces la decisión definitiva será no renovar más las inversiones", enfatizó Barrenechea en el acta.

La medida se tomó como una acción de protección de los fondos del BCR y sus clientes debido a la situación que atraviesa Bancrédito, reza el acuerdo de la entidad.

La decisión se acordó luego de que el Comité Corporativo Ejecutivo, liderado por Barrenechea, realizara una amplia exposición sobre la realidad financiera del banco estatal con sede en Cartago.

"Bancrédito ha estado teniendo pérdida reales, como venía sucediendo con el BCR, pero con la diferencia de que en este banco se tomaron las acciones oportunas para revertir ese hecho", argumentó Barrenechea, según consta en el registro de la sesión de Junta.

Porras confirmó este jueves 23 de marzo a La Nación que desconoce el acuerdo tomado por el Banco de Costa Rica.

"Obviamente es un monto respetable, pero nosotros igual tenemos proveedores de fondos en el país y en el exterior. Hemos venido con una buena liquidez. Tenemos en inversiones ¢200.000 millones y puedo salir a venderlas", afirmó Porras.

Bancrédito presentó este jueves su Plan de Sostenibilidad Financiera 2017 que incluye la creación de un límite al otorgamiento de créditos empresariales, venta de propiedades por ¢6.000 millones y un proceso de movilidad laboral voluntario que costará ¢2.500 millones.

Debilidad. El Comité Corporativo Ejecutivo del BCR realizó un análisis financiero de Bancrédito para explicar a los directivos los riesgos del Banco.

Una de las debilidades señaladas es que la entidad bancaria tiene una alta concentración de fondeo de recursos en depósitos a plazo (del 76%), y una pérdida acelerada de captación vía cuentas corrientes y de ahorro, detalló Hernán Fernández, gerente del Área de Finanzas Corporativas del BCR, según el acta 11-17.

En la composición de captación a plazo de Bancrédito, el 17% del total es con entidades bancarias y el BCR representó, a febrero pasado, el 76% de dicho saldo.

"La participación en certificados de depósito a plazo (CDP) que tiene el Banco de Costa Rica, así como sus subsidiarias, suman en total ¢76.481 millones, que representa 21,8% del total de la captación a plazo de Bancrédito", alertó Fernández.

Según la información del BCR, el 61% del dinero invertido en el banco estatal, es decir ¢46.653 millones, se vence entre marzo y julio próximo

Riesgos. La principal inquietud de los directivos del BCR es la exposición que tiene la entidad con Bancrédito.

Asimismo, cuestionaron que ese banco no haya solucionado, de manera expedita, sus dificultades financieras, y estas puedan afectar al Banco de Costa Rica.

"Dicho banco (Bancrédito) no ha realizado el esfuerzo necesario para solucionar algunas de las situaciones que los están afectando, como lo es el incremento en sus gastos, de lo cual destaca que a cada director se le pagan dietas, correspondientes a 11 sesiones al mes, lo cual considero injustificable", argumentó Paola Mora, presidenta de la Junta Directiva del Banco de Costa Rica.

Por su parte, el director Gustavo Arias, enfatizó que el BCR debería ser más estricto en cuanto a la colaboración que brinda a Bancrédito y no ser permisible, reseña en el acta 11-17, del 15 de marzo.

La directora Mónica Segnini incluso propuso no renovar ninguna inversión en Bancrédito hasta conocer el plan de acción de Bancrédito.

"Me preocupa que el BCR esté asumiendo responsabilidades para cubrir las malas decisiones de otros (...) no estoy de acuerdo en renovarle las inversiones a Bancrédito, sin antes conocer ese plan remedial; de lo contrario, es alargar la vida de manera artificial e incrementar así el riesgo", afirmó Segnini.

Para el director Francisco Molina, al BCR no le queda otra opción que dar ayuda a Bancrédito y señaló que la situación de dicho banco es un tema de Gobierno de la República y transciende a la Directiva del BCR.