13 octubre, 2015

Tegucigalpa. EFE. La liquidación forzosa del Banco Continental, del Grupo Continental de Honduras, acusado de lavado de dinero ligado al narcotráfico, inició, este lunes, entre la preocupación de clientes y miles de personas quienes trabajan para las empresas, cuya propietaria es la familia Rosenthal.

Para tal efecto, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBC) del país centroamericano nombró ayer como liquidador oficial a Evasio Agustín Asencio, quien hizo un llamamiento a las personas que poseen cuentas con el Banco Continental a que tengan calma y les anunció que la institución permanecerá cerrada al menos ayer y hoy martes.

El liquidador dijo a periodistas que se les cumplirá a unos 200.000 clientes que tienen cuentas, pero primero hay que hacer un trabajo interno en el Banco Continental.

A cada cliente que tiene cuentas en el banco se le pagará un máximo de 200.000 lempiras (unos $9.000). En su momento, quizá a partir de este miércoles, se comenzarán a hacer los primeros pagos, según señaló Asencio. El domingo, la CNBS ordenó la liquidación forzosa.