Autoridad monetaria pondrá mayor atención en el crecimiento de la producción

Por: Juan Pablo Arias 4 agosto, 2014

San José

Olivier Castro, presidente del Banco Central, seguirá la estrategia de metas de inflación que implementaron sus dos predecesores inmediatos, pues considera que la aplicación ha sido la adecuada y ha dado una señal de estabilidad a los agentes económicos.

 Walmart realizará este jueves en el supermercado de Tibás, a las 9 a. m. una ronda de negocios para pymes
Walmart realizará este jueves en el supermercado de Tibás, a las 9 a. m. una ronda de negocios para pymes

No obstante, el jeraca de la autoridad monetaria afirmó que también se preocupará de que un bajo crecimiento en los precios no se traduzca en una caída de la actividad económica o un crecimiento del desempleo.

Castro explicó que la cifra de empleo es resultado del nivel de actividad económica de un país. Es decir, en el tanto el país tenga la posibilidad de acercarse lo más posible a su producción potencial, menor desempleo habrá.

"Hay una variable que es muy importante desde el punto de las cosas que administra el Banco Central: el nivel de crédito. Cuando el Banco Central hace su programación debe tomar en cuenta un nivel de credito apropiado para el nivel de actividad economica. Es decir que el Banco no restrinja la actividad económica por falta de liquidez", manifestó.

El jerarca del Central señaló que estaría de acuerdo con un crecimiento del crédito en el sistema financiero del 17% anual, o más. A mayo el crecimiento de este indicador alcanzó apenas el 14,4%.

En su criterio una aceleración de la inversión, en la práctica, permitiriá al sector privado contribuir al "despegue deseado de la economía".

Pese a este interés en el fomento del crecmiento y del empleo, el nuevo presidente del Banco Central afirmó que no abandonará la estrategia de las metas de inflación, la cual busca dirigir la inflación real hacia una meta propuesta. Sin embargo, la meta establecida de un máximo de 5% fue superada, pues en julio la inflación acumulada en los primeros siete meses del año sumó 5,09%.

Castro también alegó que en muchas ocasiones las externalidades, como el aumento en precios internacionales de las materias primas, pueden incidir sobre la inflación sin que el Banco tenga herramientas para detener estas consecuencias.

El rango meta de inflación es utilizado por la autoridad monetaria costarricense desde el 2006, tras el comienzo del mecanismo de bandas cambiarias.

Francisco de Paula Gutiérrez y Rodrigo Bolaños, jerarcas anteriores al actual, ejecutaron esta política.

Etiquetado como: