Por: Patricia Leitón 6 noviembre, 2014

El Banco Central sigue adelante con el proyecto de calcular una tasa efectiva en dólares a solicitud de otras entidades financieras, pese a no estar convencido de su utilidad.

Esta tasa aproximaría el costo que efectivamente enfrentan los intermediarios financieros del país en la captación de recursos en moneda extranjera (depósitos, emisión de títulos valores y préstamos del exterior).

Tras una consulta que se hizo al Banco Central sobre este proyecto, la entidad explicó que la División Económica elaboró una propuesta para el cálculo y un ejercicio de aproximación de su valor, el cual conocerá la Junta Directiva.

Acerca de si se mantienen las deficiencias que justificaron la propuesta, la entidad contestó que este cálculo se realiza por solicitud de las entidades financieras.

“El objetivo original es conocer la factibilidad de calcular un indicador que aproxime de mejor manera el costo que enfrentan los intermediarios financieros del país en la obtención de fondos en moneda extranjera. Lo anterior no significa que los parámetros utilizados por la banca comercial, para medir este costo, sean deficientes”, dijo.

Clientes del Banco de Costa Rica. La tasa efectiva en dólares podría servir de referencia para los créditos en esa moneda. | ARCHIVO
Clientes del Banco de Costa Rica. La tasa efectiva en dólares podría servir de referencia para los créditos en esa moneda. | ARCHIVO

Por ello, añadió, analiza las ventajas y desventajas de presentar un nuevo indicador.

“Las autoridades responsables de estos intermediarios son conocedoras del costo efectivo de sus recursos en moneda extranjera, por lo cual, sin necesidad de intervención del Banco Central, perfectamente podrían calcular el indicador”, añadió el Banco Central.

Versión de banqueros. Los banqueros, por su parte, consideran que la tasa sí es necesaria pues actualmente usan referencias externas.

“La ABC (Asociación Bancaria Costarricense) está de acuerdo con la introducción de una tasa de interés efectiva en dólares para tener una referencia del costo local de los recursos en esa moneda”, dijo María Isabel Cortés, directora ejecutiva de la organización.

Añadió que actualmente el sistema financiero utiliza tasas de interés externas, las cuales no reflejan las condiciones internas del mercado costarricense.

“En los sistemas financieros de todo el mundo se utilizan tasas de referencia como indicadores para estructurar los diferentes contratos entre las instituciones financieras y sus clientes. Tasas como libor y prime rate son muy conocidas y disponibles, pero dicen muy poco sobre la realidad de lo que pasa en nuestra economía”, declaró Guillermo Quesada, presidente de la Cámara de Bancos y Entidades Financieras de Costa Rica.