Los intermediarios consideran que por la medida habrá menos crédito en la divisa

Por: Patricia Leitón 3 febrero, 2015
Transacciones con divisas el lunes, en Scotiabank. Ayer, en el primer día de la flotación administrada, el mercado se mantuvo tranquilo y hubo pocas variaciones en el precio de la divisa. | GABRIELA TELLEZ
Transacciones con divisas el lunes, en Scotiabank. Ayer, en el primer día de la flotación administrada, el mercado se mantuvo tranquilo y hubo pocas variaciones en el precio de la divisa. | GABRIELA TELLEZ

Banqueros consultados estiman que la aplicación del encaje legal a captaciones del exterior de mediano plazo traerá tasas de interés más altas al público para los créditos en dólares, y menos disponibilidad de dinero para prestar en esa moneda.

Mercado mayorista
Mercado mayorista

El sábado pasado, el Banco Central informó de que pondrá encaje legal a las captaciones de dólares que hagan las entidades financieras locales en el exterior a más de un año plazo.

También anunció la flotación administrada de la divisa y una baja en la tasa de política monetaria.

El encaje legal es un porcentaje de sus captaciones que las entidades deben trasladar al Banco Central. Actualmente es de 15% para captaciones en colones y para dólares en el exterior, a menos de un año.

El presidente del Banco Central, Olivier Castro, explicó que el objetivo es “nivelar” la regulación para ambas monedas.

“Lo que pasa es que, por ejemplo, cuando usted somete a encaje los colones, y no somete a encaje los dólares, está abaratando los dólares contra los colones por un asunto regulatorio”, explicó.

El jerarca reconoció que la medida provocará un encarecimiento del crédito en dólares.

Por varios años, las autoridades supervisoras han aplicado medidas para frenar los créditos en dólares, especialmente de parte de las personas que reciben ingresos en colones, debido al riesgo cambiario que existe.

“Me parece que la intención del Banco Central es clara en procurar disminuir la dolarización de la economía”, dijo el superintendente general de Entidades Financieras, Javier Cascante.

No obstante, los banqueros prevén que los deudores serán los perjudicados.

“Esta situación restringe la disponibilidad de fondos para otorgar créditos en moneda extranjera y, posiblemente, se traduzca en un aumento de las tasas de interés en dólares”, opinó Leonardo Acuña, subgerente general del Banco de Costa Rica.

“Nuestro país es un importador neto de capitales, especialmente de largo plazo, por lo que sí preocupa que por esta vía se esté encareciendo la financiación de proyectos o inversiones en dólares a mediano y largo plazo”, consideró Gerardo Corrales, gerente del BAC San José.

Él prevé que las tasas de interés en dólares suban entre 0,75% y 1,25%, o que se sigan promoviendo accesos a financiamiento off shore desde el exterior, en contra de la bancarización local.

“Con el tiempo, se espera que la proporción de créditos en dólares sea relativamente menor a la que hoy se observa. Al mantenerse en el tiempo estas condiciones, las tasas en colones terminarán siendo más atractivas que las de dólares”, dijo Mauricio Hernández, gerente de Portfolio Advisory Group de Scotiabank.

“La medida afecta a las empresas y personas por cuanto encarece el acceso al crédito, y, en particular, a la mediana empresa que se financia en el mercado local, lo cual resulta contradictorio al interés del Gobierno de apoyar el desarrollo de la pequeña y mediana empresa”, señaló Gilberto Serrano, presidente de la Asociación Bancaria Costarricense.

La Cámara de Bancos explicó que remitieron la consulta sobre el encaje a los asociados.

Etiquetado como: