Por: Óscar Rodríguez 15 octubre, 2013

Corporación Servivalores vendió su unidad de tarjetas de crédito y préstamos a BAC, pero mantiene la división Servimás. | ARCHIVO/JOSÉ SALAZAR
Corporación Servivalores vendió su unidad de tarjetas de crédito y préstamos a BAC, pero mantiene la división Servimás. | ARCHIVO/JOSÉ SALAZAR

BAC Credomatic adquirió el negocio de tarjetas de crédito y préstamos personales de la Corporación Servivalores, confirmaron ambas empresas ayer a La Nación .

La compra fue de los saldos de la cartera de la división Medio de Pagos, que asciende a $27 millones. Esta incluye tarjetas como Máxima y Fácil Visa, entre otras.

Ninguna de las compañías reveló el valor de la transacción, que se cerró el viernes anterior.

Tampoco se definió el futuro de los empleados de la división adquirida por BAC, firma propiedad del colombiano Grupo Aval.

Existe un compromiso de la parte compradora de absorber la mayor cantidad de trabajadores, confirmó Gerardo Corrales, gerente general de BAC San José.

Fernando Montoya, gerente general de Servivalores, espera que la menor cantidad de sus colaboradores se vean afectados tras el proceso de venta.

“Reafirmamos que, en caso de que esto resulte inevitable, Corporación Servivalores brindará, además de las prestaciones correspondientes, un acompañamiento adecuado en su transición”, afirmó Montoya.

Para que la operación quede en firme, está pendiente el aval de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef).

Negocio. La nueva adquisición de BAC Credomatic le permitirá incorporar 60.000 nuevos clientes a su red de casi 500.000 usuarios.

Las tarjetas de crédito y la cartera de créditos personales que adquirió son, en su mayoría, de clientes de Walmart de Centroamérica.

Por tal razón, ambas firmas establecieron una alianza para emitir una nueva tarjeta de crédito a los usuarios de los supermercados.

Aparte de ello, con el acuerdo BAC Credomatic brindará los servicios bancarios a los clientes de Walmart en todos los países centroamericanos.

“A estos nuevos 60.000 clientes se les ofrecerá el nuevo plástico de American Express, así como el resto de nuestros servicios”, afirmó Corrales.

Por su parte, la transacción de venta del negocio de tarjetas no afectará a Servimás. La red continuará como parte del negocio de la Corporación Servivalores. En estos quioscos se realizan los pagos de tarjetas de crédito y servicios públicos, más envío de dinero.

“Servimás, nuestro principal canal de servicio, no es parte de este acuerdo, por lo que ni sus operaciones ni su fuerza laboral han tenido afectación”, recalcó Montoya.

Asimismo, dijo que continuarán ofreciendo servicios tecnológicos para medios de pago a través de su unidad de negocios Izilink.