Economía

Banco Nacional pagó ¢41.130 millones por 19 diversos pluses salariales en el 2015

Incentivos en el Banco Nacional se comen 33% de gastos en la planilla

Actualizado el 09 de mayo de 2016 a las 12:00 am

Pluses fueron el 24% de sueldos en BCR, 21% en Popular y 24% en Bancrédito

Beneficios pueden convertirse en riesgo sino se alinean con negocio, según Sugef

Economía

Incentivos en el Banco Nacional se comen 33% de gastos en la planilla

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El Banco Nacional tuvo un gasto de ¢124.464 millones en remuneraciones para sus 5.303 empleados. Los incentivos salariales otorgados, en su mayoría por convención colectiva, se comieron el 33% del total del gasto en salarios, según la liquidación presupuestaria del 2015 del banco público.

Los incentivos salariales absorbieron el 33% del pago total de la planilla del Banco Nacional de Costa Rica (BNCR) en el 2015.

La entidad estatal pagó ¢41.130 millones por 19 diversos pluses a sus 5.303 empleados, según el Informe de Liquidación Presupuestaria 2015, remitido en febrero anterior a la Contraloría General de la República (CGR).

En el Nacional el total de remuneraciones ascendió a ¢124.464 millones el año pasado.

Ningún otro banco público destinó un porcentaje similar a pluses, como muestran las liquidaciones presupuestarias enviadas por el Banco de Costa Rica (BCR), Bancrédito y Banco Popular a la CGR.

En el BCR, los incentivos ascendieron a ¢22.912 millones, es decir el 24% de los ¢94.267 millones de remuneraciones. En la entidad solo se pagaron cinco tipos de incentivos y concluyó el año con 3.844 empleados.

En el Popular, se reconocieron 10 diferentes tipos de pluses por un monto de ¢17.640 millones, o sea, el 21% de los ¢80.502 millones del total de salarios cancelados.

La institución pública finalizó el 2015 con 3.367 trabajadores.

Por último, Bancrédito pagó ¢3.670 millones en 14 diferentes pluses . La entidad cerró con 787 empleados el año anterior.

Los beneficios pagados fueron el 24% de los ¢15.054 millones de egresos salariales totales.

Las liquidaciones presupuestarias detallan que en el BNCR los salarios básicos de sus empleados significaron el 38% del total de las remuneraciones, porcentaje similar al de los pluses. Mientras en el BCR, Popular y Bancrédito fueron del 50%.

Las remuneraciones totales, en la banca pública, incluyen los sueldos básicos, salarios eventuales, cargas sociales, aportes a pensiones y fondos de ahorro.

Justificación. La mayoría de beneficios salariales fueron otorgados por acuerdos de las juntas directivas de cada banco público. Algunos tienen hasta tres décadas de otorgarse.

Tales pluses están respaldados en las convenciones colectivas. Otros beneficios, como el aguinaldo y el salario escolar, se otorgan por ley y la Contraloría los cataloga como incentivos.

La Nación consultó a los cuatro bancos públicos sobre el pago de pluses salariales. El BNCR y Bancrédito no respondieron.

Luis Feoli, director de Capital Humano del BCR, explicó que los incentivos como anualidades o dedicación exclusiva se pagan solo a quienes están contratados por sueldo base más pluses, no a quienes están por salario único.

PUBLICIDAD

“El Banco revisa aspectos que pueden generar una distorsión o desajuste de los salarios respecto del mercado (...), se está procurando encontrar alternativas viables, previa negociación con el Sindicato y con respeto de derechos adquiridos”, dijo Feoli.

El Banco Popular detalló que casi un 75% de sus empleados están por salario único; solo el restante 25% por la modalidad de salario base más incentivos.

“El Banco implementó, desde el 2009, un sistema de evaluación del desempeño en el cual solo se paga al funcionario si cumple con las metas establecidas”, informó la entidad mediante su Oficina de Comunicación Corporativa.

Javier Cascante, jerarca de la Superintendencia General de Entidades Financieras (Sugef), enfatizó que los incentivos pueden transformarse en una amenaza si no son coherentes con la política de riesgo de cada banco.

“(Los incentivos) se convierten en un riesgo cuando el programa de incentivos no es congruente con la declaración de Apetito de Riesgo, no promueva conductas de riesgo apropiadas y no aliente a los empleados a actuar en interés de la entidad”, enfatizó Cascante.

Desglose La antigüedad y la dedicación exclusiva son los incentivos que generan el mayor gasto en los cuatro bancos públicos y para aplicarlos se necesitó de la aprobación de cada una de las juntas directivas.

Siguen en relevancia los beneficios dados por ley como el décimo tercer mes y el bono escolar.

  • Comparta este artículo
Economía

Incentivos en el Banco Nacional se comen 33% de gastos en la planilla

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Óscar Rodríguez A.

oscar.rodriguez@nacion.com

Periodista de Economía

Periodista de Economía. Máster en Periodismo Económico de la Universidad Rey Juan Carlos de España. Escribe sobre finanzas y macroeconomía. Ganador del premio Jorge Vargas Gené 2015 y Distinción del Mérito Periodístico 2011 de Canatur.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota