Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura alerta sobre posible incremento en precios de alimentos

Por: Juan Pablo Arias 3 julio, 2014

San José

Una agudización de la crisis política en Ucrania y Rusia podría impactar negativamente el comercio de alimentos y a la agricultura de los países de las Américas, ya que afectaría la disponibilidad de granos básicos y generaría un alza de sus precios.

 El trigo es una planta de gran importancia para la nutrición de los seres humanos en todo el planeta. AP
El trigo es una planta de gran importancia para la nutrición de los seres humanos en todo el planeta. AP

Según un informe del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), una eventual reducción en las exportaciones de trigo y maíz en los dos países en conflicto, que figuran entre los principales productores y exportadores mundiales de cereales, significaría una disminución en la disponibilidad de los granos en el mercado mundial, y con eso un aumento en los precios internacionales.

Sin embargo, añade el Instituto, hasta el momento el incremento en los precios internacionales ha sido temporal y de poca magnitud, pues durante el conflicto los puertos de Ucrania y de Crimea -por los cuales se exporta la gran mayoría de granos hacia los mercados mundiales- han funcionado sin mayores contratiempos.

Para los países de las Américas, una disminución en la oferta de estos granos en el mercado mundial o un aumento en sus precios tendría impactos diferenciados, los cuales estarían determinados, entre otros factores, por la duración del conflicto, la existencia de inventarios y la estructura productiva y comercial de cada país.

De acuerdo con Víctor Villalobos, director general del Instituto, los países que importan grandes cantidades de granos tendrían mayores presiones financieras y de abastecimiento para satisfacer su oferta doméstica, mientras que los países exportadores de trigo y maíz, podrían beneficiarse con un incremento en sus precios internacionales.

El IICA recomendó a los países miembros que son importadores, que vigilen que estas fluctuaciones no afecten su seguridad alimentaria, mientras que los exportadores deben aprovechar la oportunidad para posicionar sus cosechas en los mercados internacionales a mejores precios.

Proveedores globales. La región del Mar Negro es fundamental en el suministro mundial de trigo y maíz. Rusia y Ucrania son dos de los principales productores y exportadores de productos agrícolas a nivel internacional.

De enero a abril de 2014, los precios del trigo aumentaron 18% y los de maíz en un 12%. En el caso del precio del trigo, este es el mayor incremento que se ha presentado desde mediados de 2012.

Estos países contribuyen con cerca del 13% y el 14% de las exportaciones mundiales de maíz y trigo, respectivamente, por lo que cualquier situación que afecte su capacidad productiva o de comercialización tendrá un impacto en los mercados internacionales agrícolas.

El informe del IICA fue presentado el 30 de junio pasado a los ministros de Agricultura de 34 países miembros de la organización.

Etiquetado como: