Sugese advierte de que siniestros han aumentado por los cambios en el clima

Por: Marvin Barquero 3 octubre, 2014
Rónald Masís, en San Juan de Chicuá, Oreamuno, atiende un cultivo de papa. Ese sector podría recibir subsidio en primas de seguros. | ALBERT MARÍN
Rónald Masís, en San Juan de Chicuá, Oreamuno, atiende un cultivo de papa. Ese sector podría recibir subsidio en primas de seguros. | ALBERT MARÍN
Mayor riesgo
Mayor riesgo

Los seguros agrícolas presentaron un déficit de ¢185 millones, entre el 2010 y el 2013, al Instituto Nacional de Seguros (INS), pues la entidad pagó más por indemnizaciones que el monto recibido por la venta de primas directas.

Así lo revelan las cifras de la página web de la Superintendencia General de Seguros (Sugese), en un desglose por ramo.

Los datos corresponden a un acumulado desde el 2010 al 2013.

Además, de los últimos cuatro años solo en uno se presentó un resultado positivo.

En el 2010, por ejemplo, el saldo negativo fue de ¢291 millones.

El INS es la única empresa en el país que ofrece este tipo de pólizas, según consta en los registros de Sugese. Las otras aseguradoras no lo han lanzado al mercado.

El presidente ejecutivo del INS, Sergio Alfaro, dijo que la entidad está obligada por ley a ofrecer un seguro de cosechas (Ley de Seguro de Cosechas N.° 4461, de 1969, y Ley de Universalización del Seguro N.° 5932, de 1976).

Este seguro de cosechas – añadió–, actualmente se vende al costo, ya que la Ley del Mercado de Seguros obliga a que la prima sea suficiente para cubrir los riesgos asegurados.

Provisión. Tomás Soley, superintendente de la Sugese, detalló que antes del 2010 el rubro de seguros agrícolas y pecuarios acumuló una reserva de entre ¢10.000 y ¢12.000 millones, con los cuales se atiende el déficit de los años más recientes.

La Sugese, agregó, no ve aún con preocupación el resultado, pues los seguros agrícolas representan poco dentro del resultado del INS.

Empero, reconoció que con la alta cantidad de siniestros, en los últimos años, las primas se elevan al periodo siguiente. Eso genera que menos productores acudan a las coberturas, debido a su costo.

De ese aumento en las primas surgió la idea del Gobierno y del sector arrocero (principal usuario del seguro de cosechas) de subsidiar los montos a los agricultores.

El viceministro de Agricultura y Ganadería, José Joaquín Salazar, explicó que la meta es subsidiar la prima no solo a los arroceros, sino también a otros agricultores.

Sin embargo, no hay fondos para financiar el programa. Por eso, se buscan fuentes y una de ellas sería un impuesto mínimo a las exportaciones costarricenses.

Mayor riesgo
Mayor riesgo

La propuesta, empero, no es bien recibida. Fiorella Bulgarelli, asesora de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), adelantó que el gremio no apoyará costos adicionales, pues merman la competitividad.

Juan Rafael Lizano, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), dijo que está casi seguro de que una nueva tasa no será aceptada. “El productor –añadió– va a competir contra países que no cobran impuestos a la exportación”.