La prohibición será durante julio, agosto y setiembre y afecta a unas 2.300 familias.

 1 julio, 2013

San José

Las autoridades del Instituto Costarricense de Pesca y Acuiculura (Incopesca) anunciaron que a partir de este lunes se prohíbe la pesca artesanal y semiindustrial en el Golfo de Nicoya, durante los próximos tres meses, con el objetivo de recuperar las especies.

Los pescadores artesanales y semiindustriales del Golfo de Nicoya deberán guardar sus redes por la veda.
Los pescadores artesanales y semiindustriales del Golfo de Nicoya deberán guardar sus redes por la veda.
El Servicio Nacional de Guardacostas y el Servicio Nacional de Salud Animal realizarán inspecciones en los próximos meses para que la medida se cumpla.

Dicha medida afecta a 2.300 pescadores artesanales que recibirán, por no poder dedicarse a dicha actividad, una ayuda por parte del Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) por un monto de ¢140.000 mensuales, según confirmó a La Nación el presidente del Incopesca, Luis Dobles.

Lo más importante, según confirmó el director general técnico del Incopesca, Antonio Porras, es hacer un llamado a los pescadores para que respeten la veda para preservar y recuperar las especies, debido a que de esa actividad productiva dependen miles de familias de las zonas costeras de Chacarita, Chomes, Puerto Níspero, Puerto Jesús, Corozal, Jicaral, Puerto Thiel y Lepanto. También, las Islas Chiras y Venado, entre otras.

Los pescadores camaroneros o semiindustriales tendrán quince días más de prohibición, es decir, hasta el 16 de octubre y la sardinera hasta el 31 de octubre.

Durante los próximos tres meses se realizará un plan de vigilancia entre el Servicio Nacional de Guardacostas y el Servicio Nacional de Salud Animal para que se cumpla la medida.

Etiquetado como: