Problemas del sector se arrastran desde hace mucho tiempo, según MEIC

Por: Marvin Barquero 29 mayo, 2014

El Gobierno pretende lanzar un programa arrocero antes del 1.° de marzo del 2015, para lo cual ya abrió un diálogo con productores, industriales y consumidores.

El plan antecederá a la fecha en que se liberalizará el precio de ese cereal, precisamente el 1.° de marzo del 2015, dijo el viceministro del Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), Isaac Castro.

Hasta el momento, el precio de ese grano se fija mediante decreto. Es el único producto que mantiene costo fijado, una medida defendida por sus impulsores dada la relevancia de ese alimento en la dieta.

Según la Corporación Arrocera Nacional (Conarroz), se consumen 231.256 toneladas de grano sin cáscara (pilado), con lo cual se convierte en el de más demanda nacional.

Castro señaló que el programa arrocero debe contemplar mejoras en aspectos mencionados por el dirigente del sector Óscar Campos, quien denunció ayer poco beneficio para el productor pequeño y mediano productor, y muchos otros.

La definición de un plan arrocero nacional tiene como objetivo preparar al productor local ante la apertura del mercado. | ARCHIVO/MARVIN CARAVACA
La definición de un plan arrocero nacional tiene como objetivo preparar al productor local ante la apertura del mercado. | ARCHIVO/MARVIN CARAVACA

Entre esos aspectos, mencionó los rendimientos tanto en la parte productiva como la industrial, la calidad de arroces, la tecnología, disponibilidad de maquinaria, cuánto grano se siembra en riego y cuánto en secano (sin irrigación), la certificación de las semillas, la capacidad instalada de la industria para procesar y secar el cereal.

Además, dijo que hay que revisar si Conarroz requiere un papel más activo o que ejerza un control más adecuado de las relaciones entre el productor y el industrial.

Eduardo Rojas, presidente de la Asociación Nacional de Industriales del Sector Arrocero (Aninsa), también llamó a enfocar todos los esfuerzos en el que se llamará Programa Nacional de Arroz al 2021.

Asimismo, detalló que debe contener soluciones a problemas que afrontan tanto los productores, como los industriales y los consumidores del alimento.

Dentro de los temas está la discusión acerca de mantener o no la fijación del precio, coincidieron, por separado, Castro y Rojas.

Según Castro, los problemas de la cadena arrocera se arrastran desde hace mucho tiempo, por lo que no será fácil encontrar las soluciones en cuestión de un año.