Economía

Enfermedad no tiene nada que ver con actividad del volcán

Senasa controla expansión de brucelosis detectado en las cercanías del volcán Turrialba

Actualizado el 17 de marzo de 2015 a las 03:18 pm

Institución dice que animales infectados ya se marcaron y se deben enviar al matadero

Economía

Senasa controla expansión de brucelosis detectado en las cercanías del volcán Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

San José.

El Servicio Nacional de Salud Aninal (Senasa) explicó que el ganado con brucelosis en las cercanías del volcán Turrrialba se detectó por un aumento de los controles sanitarios en la zona, cuyo fin es evitar el posible traslado de animales contaminados a otras zonas ante un eventual aumento de la actividad volcánica.

El doctor Federico Chaverri, director de operaciones del Senasa, dijo que la detección de 44 animales infectados con la bacteria, en tres fincas cercanas al cráter del volcán, no tiene ninguna relación con la actividad del Turrialba.

Chaverri reconoció que los dueños de las tres fincas incumplieron la ley, pues está establecido que deben vacunar a los animales contra la brucelosis, antes de que entren en su fase reproductiva. Un decreto establece la vacunación a los seis meses de edad.

Además, la legislación exige practicar periódicamente exámenes de sangre a los animales en las fincas, procedimiento mediante el cual se detectaría la presencia de la bacteria. Esto, al parecer, tampoco fue realizado por los finqueros, explicó Chaverri.

Aparte de las tres fincas donde se detectó ganado con brucelosis, el resto de la zona se mantiene libre. El Senasa dijo que mantiene controles en toda la región.
ampliar
Aparte de las tres fincas donde se detectó ganado con brucelosis, el resto de la zona se mantiene libre. El Senasa dijo que mantiene controles en toda la región. (Alonso Tenorio)

Según el Senasa, la brucelosis es una enfermedad presente en el país desde hace varias décadas. Por eso, se emitió ese tipo de normas dese hace 30 años para mantenerla bajo control. A finales de los años setenta, detalló Chaverri, el país presentaba una prevalencia del 17% de esta enfermedad en los hatos y en el 2012 se logró bajar a una prevalencia del 4%.

En este momento, continuó, se pretende evitar que desde la zona afectada por las erupciones del volcán Turrialba se haga un eventual traslado de reses enfermas a regiones donde hay poca prevalencia.

La brucelosis es una bacteria que afecta el sistema reproductor y no tiene manifestaciones físicas claras sino hasta que los animales tienen abortos. El contacto de otros animales con los fetos y las placentas causa la propagación del mal.

En el caso de los humanos, Chaverri informó de que no se debe consumir ni leche fresca ni productos derivados a partir de leche cruda. Si el producto pasa por el proceso de pastaurización se puede consumir. Las reses enfermas se envían al matadero, a más tardar 15 días después de su detección. La carne es apta para consumo humano.

PUBLICIDAD

Un informe solicitado a la Corporación de Fomento Ganadero (Corfoga) indica que en el cantón de Turrialba hay 15.251 reses, de las cuales 12.593 son dedicadas a la producción de leche. En Oreamuno se han detectado 7.121 reses, con 6.963 para leche; en Cartago (cantón Central) 4.940 bovinos con 4.703 para leche; y en Alvarado 6.539 reses y 6.319 de ellos para la producción de leche.

En el cantón josefino de Vásquez de Coronado, también afectado por la ceniza volcánica, hay 8.438 animales en total, de los cuales 8.241 son dedicados a la actividad lechera.

Pese a ese tamaño del hato en esos cantones, el Senasa aclaró que solo se tienen animales identificados con la brucelosis en las tres fincas. Son 44 reses de un total de 348 que están en las ganaderías cercanas al volcán.

  • Comparta este artículo
Economía

Senasa controla expansión de brucelosis detectado en las cercanías del volcán Turrialba

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota