La importación de fruta de Chile y Perú encarece el costo para el consumidor

Por: Marvin Barquero 10 mayo, 2016

Un estudio de mercado del Consejo Nacional de Producción (CNP) encontró que el precio del aguacate de la variedad Hass supremo importado, subió un 41,6% al comparar el promedio mayorista del primer cuatrimestre del 2015 con el del 2016.

El kilo pasó de ¢1.518 a ¢2.150 en esos periodos.

Asimismo, el valor mayorista del Hass nacional se incrementó en un 42,8%. En este caso, el kilo pasó de ¢1.208, promedio de cuatro meses del 2015, a ¢1.725 en igual periodo de este año, según los datos.

Los precios mayoristas fueron tomados del Centro Nacional de Abastecimiento y Distribución de Alimentos (Cenada).

El análisis de los datos del CNP también detalla que el valor al consumidor del Hass nacional subió 24%, al comparar el promedio del primer cuatrimestre del 2015 con el 2016, en el Mercado Borbón, ubicado en el centro de San José. El precio del kilo pasó de ¢1.881 promedio entre enero y abril del 2015 a ¢2.337 en igual lapso de este año.

En los primeros tres meses del 2016 el volumen de aguacate Hass importado cayó un 41% con respecto al 2015, según el estudio del CNP. La fruta se trajo principalmente de Chile y de Perú. | JOHN DURÁN
En los primeros tres meses del 2016 el volumen de aguacate Hass importado cayó un 41% con respecto al 2015, según el estudio del CNP. La fruta se trajo principalmente de Chile y de Perú. | JOHN DURÁN

El precio máximo por kilo al público alcanzado en el Mercado Borbón es de ¢2.850 promedio para el consumidor en abril pasado, según el informe del CNP.

De acuerdo con el análisis del CNP, ese precio máximo es cercano a los ¢2.586 por kilo promedio alcanzado en junio del 2014 y añade que es: “Debido a la restricción fitosanitaria para la importación de algunos orígenes, lo cual favoreció al productor nacional con un mejor precio pagado...”.

Impacto. Los analistas concluyeron que hay un efecto en el valor por el cambio de origen del aguacate de ese tipo, pues desde el 5 de mayo del 2015 se dejaron de emitir permisos para traer esa fruta desde México y de otros ocho orígenes. El estudio estima que hay una influencia del mayor costo que significa importar el aguacate Hass de Perú y Chile.

El Servicio Fitosanitario del Estado (SFE) suspendió la emisión de permisos para traer aguacate Hass de México y otros ocho mercados. Durante mayo, se permitió el ingreso de los cargamentos tramitados antes de la vigencia de la medida. En junio del 2015 ya no ingresó Hass mexicano, históricamente, el principal proveedor de esa variedad. La medida sigue vigente un año después.

El SFE argumentó defensa fitosanitaria, para evitar el posible ingreso a Costa Rica de la enfermedad mancha del sol.

La medida causó, hace un año, una fuerte controversia con los importadores de la fruta y dueños de restaurantes, quienes alegaron un posible desabastecimiento. Además, denunciaron que la medida no tenía presuntamente sustento técnico.

También causó la protesta de México, país que llevó el caso al Comité de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias de la Organización Mundial del Comercio (OMC) , en el nivel de “preocupación comercial”.

En opinión del CNP, el país no tendrá este año desabastecimiento de la fruta, pues el comportamiento histórico indica que entre abril y julio se provee más con las variedades denominadas criollas de origen local.

La entidad llega a esa conclusión pese a reconocer que, entre enero y marzo del 2016, las importaciones se redujeron en un 41% respecto al 2015.

En ese sentido, Mariela Pacheco, coordinadora de Asuntos Corporativos de la cadena de supermercados Walmart (Más x Menos, Palí, Walmart y Maxi Palí), explicó que enfrentan una menor disponibilidad de aguacate Hass para los consumidores, debido a la limitación de las fuentes de abastecimiento.

“El costo de la importación de otros países es mayor; por lo tanto, esto perjudica al consumidor”, agregó Pacheco.

La representante de Walmart reconoció que se abastecen con aguacate criollo, aunque no es la variedad que más buscan los consumidores. Además, adujo, la oferta de fruta nacional no es suficiente para satisfacer la demanda que tiene la cadena.