Por: Marvin Barquero 21 mayo, 2015

Costa Rica impuso en los últimos meses varias medidas sanitarias que endurecen la importación de productos agropecuarios a su territorio.

La más reciente es la revisión exhaustiva de los permisos sanitarios de plantas procesadoras de alimentos de origen animal en todos los países que exportan a Costa Rica.

La medida fue comunicada por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) y el primer país en revisión es Chile.

El director del Senasa, Bernardo Jaen, explicó que se encontraron con que 10 empresas chilenas tienen vencido el permiso y otras cuatro nunca lo tramitaron para vender aquí.

La primera directriz fue cerrar las importaciones de esas plantas, a partir del próximo lunes, pero luego se revirtió y se dieron dos meses para que se pongan a derecho, señaló Jaen.

Las empresas en problemas exportan ovinos, embutidos, materia prima de lácteos, res, cerdo y pescado, dijo el Senasa.

Esta medida sanitaria se une a la prohibición para importar aguacate de México y otros ocho mercados, por la presencia del virus del Sun Blotch (mancha de sol). El mercado se cerró el 5 de mayo por orden del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE).

Esa entidad mantiene cerrada la importación de papa industrial de Canadá y Estados Unidos, por el eventual ingreso de enfermedades. El impacto se hizo notorio en abril.

Esas decisiones buscan el beneficio de la producción local y no tienen fundamento técnico, denunció Jonatán Picado, abogado de la Cámara de Importadores de Productos Frescos.

El exministro de Comercio Exterior Marco Vinicio Ruiz dijo que ve el tema con preocupación y que se siente un desbalance a favor de ministerios como Economía, Industria y Comercio, y Agricultura y Ganadería (MAG), en detrimento del de Comercio Exterior.

Pero el actual ministro del MAG, Luis Felipe Arauz, afirmó que están apegados a la normativa internacional y solo hacen cumplir la ley.