7 noviembre, 2016

Bogotá. AFP. El valor de la cosecha de café colombiano en el 2016 registrará un récord a raíz de un alza de la producción y a pesar de las adversidades climáticas, informó el ministro de Hacienda de este país, Mauricio Cárdenas.

“El valor de la cosecha cafetera va a superar los 7 billones de pesos (unos $2.287 millones), el más alto de toda la historia”, citaron las autoridades por medio de un comunicado oficial.

Colombia busca producir 20 millones de sacos de 60 kilos en el 2020. Juan Valdez es una de sus marcas más reconocidas. | ARCHIVO/GRACIELA SOLÍS.
Colombia busca producir 20 millones de sacos de 60 kilos en el 2020. Juan Valdez es una de sus marcas más reconocidas. | ARCHIVO/GRACIELA SOLÍS.

“Estamos muy optimistas porque la producción a octubre está en 14 millones de sacos, que es el doble de la producción que había en Colombia para marzo del 2012”, se agregó.

Según la Federación Nacional de Cafeteros (FNC), Colombia produjo 1,395 millones de sacos de café de 60 kilos solo en el mes de octubre.

Se trata de un 2% más que en el mismo mes un año antes, en el 2015.

En los últimos 12 meses (de noviembre 2015 a octubre 2016), el país cafetero superó los 14 millones de sacos, para un aumento del 3% en relación con los 12 meses precedentes.

El ministro Cárdenas sostuvo que el buen comportamiento del sector se debe en parte a la renovación y modernización del parque cafetero.

El jerarca aseguró que la meta del país es producir 20 millones de sacos de 60 kilos en el 2020, frente a los 14,5 millones previstos para este año.

Llegar a esa meta dependerá también de si se logran sortear algunos obstáculos.

El gerente de la FNC, Roberto Vélez, dijo en agosto de este año que el fenómeno El Niño ocasionó la pérdida de 500.000 sacos.

Colombia destaca como el principal productor de café de calidad del mundo.

De acuerdo con datos de la Federación, para 1930 Colombia ya resonaba como el segundo mayor productor mundial de este fruto.

Actualmente, la tierra dedicada al café en Colombia comprende todas las cordilleras y zonas montañosas del país.

Esta actividad genera ingresos a más de 563.000 familias productoras colombianas.