Consejo proyecta terminar el 2016 con una pérdida de ¢1.800 millones

Por: Marvin Barquero 26 febrero, 2016
El CNP tendría centros regionales de desarrollo de productos con valor agregado, lo cual requiere inversiones, mientras mantendría labores administrativas y de coordinación en su sede central. | ARCHIVO/JORGE ARCE
El CNP tendría centros regionales de desarrollo de productos con valor agregado, lo cual requiere inversiones, mientras mantendría labores administrativas y de coordinación en su sede central. | ARCHIVO/JORGE ARCE

El Consejo Nacional de Producción (CNP) proyecta un déficit de ¢1.800 millones este año, mientras el Gobierno le pide invertir para transformarse en una agencia de promoción del valor agregado.

Ese hueco financiero para el 2016 fue confirmado por el presidente ejecutivo de la entidad, Carlos Monge Monge.

La apuesta por el plan de valor agregado es parte del impulso de la actual administración a la producción interna.

Monge reconoció que el proyecto que busca que el CNP funcione como una agencia de promoción de valor agregado agrícola, requiere de inversiones, tal y como está planteado.

La iniciativa pretende instalar centros de valor agregado en varias regiones del país. La que tiene más avance en cuanto a estudios y organización es la región Huetar Norte.

En esa zona se abrió el periodo de ofertas para hacer el estudio de prefactibilidad, con una inversión de ¢30 millones, los cuales provienen del fondo de preinversión del Ministerio de Planificación, detalló Monge.

Cada plan regional incluye la instalación de un centro de investigaciones, donde se desarrollen productos con valor agregado seleccionados entre los que presenten organizaciones de productores locales.

En la zona norte ya se recibieron proyectos de varias entidades, mientras que en la región Brunca (zona sur) se inició con ese proceso de presentación.

Recursos. No se ha estimado la inversión requerida para los centros, pero Monge admitió que, por su situación financiera, el CNP no es sujeto de crédito a escala local, por eso se pensaría en un empréstito internacional, pero se requiere de aprobación legislativa.

Arrastrar un déficit impide ser sujeto de préstamo en entidades nacionales.

La idea de relanzar al CNP y centralizar sus funciones en la generación de valor agregado para la agricultura surgió en este Gobierno, luego de que en las dos administraciones anteriores se aprobaron propuestas de reestructuración para reducir el tamaño de la entidad.

El presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria y exministro de Agricultura (1990-1994), Juan Rafael Lizano, dijo que en su opinión personal se debe cerrar el CNP pues realiza funciones que están en manos de otras instituciones.

Agregó que, además, ahora se le quieren asignar al CNP tareas que serían de la Agencia Costarricense de Fomento Productivo y Valor Agregado (Fomproduce), otra propuesta del gobierno de Luis Guillermo Solís.

El CNP no tiene recursos incluidos en el presupuesto nacional pues, según su ley de creación, se debe financiar con ingresos propios. Para eso cuenta con transferencias de parte de las ganancias de la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) y ganancias de algunos de sus programas.

Empero, el Consejo opera con déficit desde hace casi dos décadas. El faltante generalmente se llena con transferencias del Presupuesto Nacional.

Para este 2016 la entidad recibirá una transferencia de ¢2.000 millones del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG).

Otros ¢700 millones saldrán del Servicio Fitosanitario del Estado, del Servicio Nacional de Salud Animal y del Instituto de Desarrollo Rural (Inder). Colaboró Óscar Rodríguez

Etiquetado como: