Recomiendan reservas de cultivos, dotación de agua y vigilancia de plagas y enfermedades

Por: Juan Pablo Arias 28 julio, 2014

San José

La secretaría ejecutiva del Consejo Agropecuario Centroamericano (Secac) recomendó a los países de Centroamérica y a República Dominicana implementar acciones nacionales y regionales para reducir el impacto del fenómeno del El Niño en el sector agrícola.

En Punta Cortés de Los Chiles, Oscar Chavarría González trataba de salvar los pocos frijoles que le quedaron, secándolos al sol. Con esto espera salir al menos de algunas
En Punta Cortés de Los Chiles, Oscar Chavarría González trataba de salvar los pocos frijoles que le quedaron, secándolos al sol. Con esto espera salir al menos de algunas "jaranas".

La Secac, apoyada por el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), consideró que para paliar las condiciones climáticas adversas se podrían tomar medidas como el manejo de reservas de algunos cultivos y dotar a persoans y actividades productivas con agua.

Además, recomendó reforzar la vigilancia de plagas y enfermedades, así como elaborar una estrategia para el manejo de semillas más resistentes a condiciones secas.

De acuerdo con Manuel Jiménez, especialista del IICA, los granos básicos como el arroz, el maíz y el frijol figuran entre los cultivos más vulnerables en presencia de un episodio de El Niño, sobre todo en las fincas que no utilizan riego o que están ubicadas en el corredor seco centroamericano.

"Es fundamental adoptar mejores prácticas productivas y una adecuada gestión del riesgo, para que en vez de reaccionar ante la crisis se cuente con una adecuada preparación y con una visión de largo plazo que propicie la adaptación de la agricultura al cambio climático y a la variabilidad climática", dijo Jiménez.

Por esta razón, se recomienda ajustar los calendarios de siembra, utilizar semillas mejoradas y evitar siembras o sustituir los cultivos en zonas de alta vulnerabilidad.

En el caso de la ganadería, el manejo de los pastos, el agua y la salud animal requerirían medidas especializadas por zonas, ya que podrían acentuarse las dificultades en el suministro del recurso hídrico y los alimentos, especialmente en la temporada seca.

En los próximos tres meses, de acuerdo con la perspectiva climática, la región enfrentaría lluvias irregulares y por debajo de lo normal en el corredor seco centroamericano, un veranillo prolongado e intenso, una temporada ciclónica más leve en el Atlántico y más activa en el Pacífico Oriental, y la finalización temprana de la época lluviosa en algunos países de la región.

Las recomendaciones surgieron en el Foro Especializado sobre Aplicación de los Pronósticos Climáticos, realizado en El Salvador a mediados de julio. En la reunión, especialistas regionales en agricultura y meteorología analizaron los impactos y las perspectivas de la variabilidad climática y definieron estrategias de prevención y mitigación.