La enfermedad del Newcastle Velogénico es una infección altamente contagiosa, por lo cual el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa) atendió la emergencia y controla para que no haya traslado de material contaminante hacia otras comunidades

 4 mayo, 2015

San José.

Un brote de la enfermedad aviar del Newcastle Velogénico fue detectado en cuatros fincas, en Bella Vista del distrito de Santa Cecilia, en La Cruz, Guanacaste, en explotaciones caseras o de traspatio, lo cual obligó a la acción rápida del Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa), porque el mal es altamente contagioso.

La enfermedad provoca alta mortalidad en las aves infectadas, sin embargo, según el Senasa, el consumo de huevos o carne de aves enfermas no constituye un peligro para la salud humana.

De momento, se aplican medidas sanitarias, como prohibir la movilización de aves y productos avícolas en la zona, la colocación de puestos de control para realizar la desinfección de los vehículos que salen del sitio del brote y la realización de reuniones con las personas de las comunidades afectadas para informales de las medidas a aplicar. Las acciones se coordinan con la Fuerza Pública.

Las aves afectadas presentan problemas de jadeo,tos, estornudos y ruidos al respirar, además de tembladera y parálisis de cuello y patas.
Las aves afectadas presentan problemas de jadeo,tos, estornudos y ruidos al respirar, además de tembladera y parálisis de cuello y patas.

El objetivo es evitar la diseminación de la enfermedad entre las aves, pues se transmite con materiales contaminados, con heces o descargas respiratorias.

Las aves afectadas presentan problemas de jadeo, tos, estornudos y ruidos al respirar, tembladera, parálisis de las alas y patas, cuello torcido, desplazamiento en círculos, espasmos, parálisis y diarrea. Además puede haber una interrupción parcial o completa de la producción de huevos.

Etiquetado como: