Economía

Decisión sobre cultivo de cepa se tomará el 6 de noviembe

Greenpeace teme que Unión Europea apruebe comercialización de maíz transgénico

Actualizado el 31 de octubre de 2013 a las 08:23 am

Semillas están alteradas para producir una toxina resistente al uso de un potente herbicida

Economía

Greenpeace teme que Unión Europea apruebe comercialización de maíz transgénico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bruselas (EFE).

Greenpeace mostró este jueves su preocupación ante la posibilidad de que la Comisión Europea (CE) apruebe la comercialización del maíz 1507 a pesar de los recelos despertados en algunos científicos.

Las pruebas llevadas a cabo con esta cepa han dejado algunas lagunas sobre el impacto que ocasionaría su uso en polinizadores como la mariposa o la polilla, señaló la organización ecologista.

Para el director de política agrícola de Greenpeace Europa, Marco Contiero, aprobar su distribución sería "una decisión imprudente que pondría a las biotecnológicas por delante de los ciudadanos".

Las semillas de maíz 1507 están alteradas para producir durante su germinación una toxina conocida como Bt (2), resistente al uso de un potente herbicida compuesto de glufosinato de amonio.

Greenpeace alerta sobre la posibilidad de que la Comisión Europea autorice la comercialización del maiz transgénico 1507.
ampliar
Greenpeace alerta sobre la posibilidad de que la Comisión Europea autorice la comercialización del maiz transgénico 1507. (Archivo.)

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) reconoció en el 2011 que "la propagación de esa toxina podría ser perjudicial para la biodiversidad", afirman desde Greenpeace.

CE deberá decidir el próximo 6 de noviembre si da luz verde al cultivo de esta cepa propiedad del productor estadounidense Pioneer.

Si se autoriza su uso, será el primer transgénico en más de tres años que obtiene ese permiso en las huertas europeas.

El Tribunal General de la Unión Europea (UE) criticó en setiembre a la Comisión por una demora indebida en el proceso de evaluación del maíz 1507 tras una denuncia presentada por Pioneer.

"Dado su potencial de daño y los huecos enormes en las pruebas de seguridad, la CE debería rechazarla", afirma Contiero.

"El fracaso comercial de los cultivos transgénicos en Europa demuestra que ni consumidores ni agricultores los quieren", concluye.

El único cultivo modificado genéticamente que sigue creciendo en suelo europeo es el maíz MON810, propiedad de Monsanto, y lo hace mayoritariamente en España, según la organización.

Greenpeace denunció en julio que la superficie española cultivada con transgénicos aumentó cerca de un 20% en el 2013.

  • Comparta este artículo
Economía

Greenpeace teme que Unión Europea apruebe comercialización de maíz transgénico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota