Por: Marvin Barquero 13 junio, 2012
 Guido Vargas: “Protestaremos donde sea necesario”. | ARCHIVO
Guido Vargas: “Protestaremos donde sea necesario”. | ARCHIVO

Agrupaciones agrícolas anunciaron ayer, en conjunto, que saldrán a las calles en no más de 30 días a protestar por la forma de cobro del impuesto a bienes inmuebles.

La protesta es porque ese tributo se cobra luego de aplicar las plataformas de valor por zonas homogéneas (PVZH) a las fincas agrícolas, definidas en el 2007.

Ese sistema causó sobrevaloración de fincas dedicadas a la agricultura, ubicadas cerca de zonas de alto desarrollo turístico (hoteles, restaurantes, playas y otros) o de alto desarrollo inmobiliario.

Álvaro Sáenz, presidente de la Cámara Nacional de Agricultura y Agroindustria (CNAA), advirtió que, por ejemplo, en Grecia se valoraron cafetales a ¢52.000 el metro cuadrado y en Parrita una finca arrocera a ¢3.500 el metro cuadrado, solo porque está en un sitio cercano a la playa.

La CNAA, en conjunto con la Unión Nacional de Pequeños y Medianos Productores Agropecuarios (Upanacional) y la Unión de Productores Agropecuarios Independientes de Pérez Zeledón (Upiav), piden que se apruebe una modificación a la ley del tributo.

El cambio consiste en reducir un 80% el impuesto que originalmente se determine con las plataformas a los propietarios que demuestren que sus tierras son agrícolas y que efectivamente las están utilizando en esas actividades.

Esta iniciativa se opone a la tesis de las municipalidades, entes que cobran el impuesto. Afirman que grandes empresas agrícolas han trabajado por años tierras en los cantones sin aportar nada al desarrollo de las localidades.

Guido Vargas, secretario general de Upanacional, se quejó de que desde hace dos años negocian y los diputados no quieren entender. Se quejaron de “diputados municipalistas” que están en contra.

Yolanda Acuña, diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) –aludida como municipalista–, negó que defienda a los gobiernos locales y dijo que preparó un proyecto con un término medio para acercar las posiciones de las partes.

Explicó que se propone un impuesto del 0,15% del valor de las fincas y no del 0,25% como está ahora. Esto se hizo, agregó, porque reconoce errores fuertes en las PVZH desde su metodología de construcción y luego en su aplicación.