Por: Marvin Barquero 29 agosto, 2013

Mientras en la zona limítrofe con Panamá, en Coto Brus, se compró un terreno de 20 hectáreas para que familias pobres lo cultiven, en Puriscal se usó un área del colegio para hacer instalaciones de un centro ferial.

De esas y otras maneras, dijeron algunas municipalidades, usan el dinero transferido por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) para mejorar las Ferias del Agricultor.

La feria de Atenas tendrá estacionamiento, espacio para 120 puestos de venta y dos sodas

Rafael Ángel Navarro, alcalde de la Municipalidad de Coto Brus, explicó que invirtieron una transferencia de ¢124 millones en la compra de un terreno en Agua Buena.

Luego se firmaron convenios con un concejo de distrito juramentado por la municipalidad y con Codagro, una organización de pequeños agricultores, para que las familias de escasos recursos cultiven la tierra y vendan sus productos en la feria del agricultor local.

Los convenios atrasaron la finalización del plan, pero Navarro dijo que en estos días entregará la liquidación final.

En Puriscal se construyó un galerón techado de 900 metros cuadrados (m²) en un terreno cedido por el colegio mediante convenio. Los sábados lo utilizan 70 agricultores y entre semana sirve como gimnasio a los alumnos del colegio, explicó Alicia Mora, administradora del Centro Agrícola Cantonal.

En Heredia, la Municipalidad enfrenta atrasos para trasladar la feria desde la “calle ancha” a un terreno adquirido en Mercedes Norte, desde setiembre del 2010.

Francisco Sánchez, director de Servicios y Gestión de Ingresos, explicó que llevan ya dos concursos para adecuar las instalaciones a una feria. Esta vez esperan ofertas para setiembre.

En un terreno del CAC en Atenas se colocó un piso de 1.500 m², dos sodas y batería de baños para trasladar la feria que está ahora en la calle.