Economía

Oriente Medio mantendrá monopolio sobre el crudo pese al auge de Estados Unidos y Brasil

Actualizado el 12 de noviembre de 2013 a las 08:59 am

AIE presentó en Londres su informe sobre Perspectivas para la Energía Mundial

Economía

Oriente Medio mantendrá monopolio sobre el crudo pese al auge de Estados Unidos y Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Londres

Los países de Oriente Medio, encabezados por Arabia Saudí, mantendrán su monopolio en el mercado del petróleo pese al auge de Estados Unidos y la mayor producción de Brasil, indicó hoy la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se dirigió a los medios de comunicación en una conferencia de prensa en el centro de Londres.
ampliar
Fatih Birol, economista jefe de la Agencia Internacional de la Energía (AIE) se dirigió a los medios de comunicación en una conferencia de prensa en el centro de Londres. (AFP)
La AIE presentó en Londres su informe sobre Perspectivas para la Energía Mundial, que cubre el periodo hasta 2035, en el que pronostica que, tras una década de preponderancia estadounidense, Oriente Medio volverá a situarse a mediados de 2020 como principal fuente de crecimiento del suministro mundial de crudo.

La demanda mundial de petróleo habrá aumentado en un tercio en ese plazo, hasta 101 millones de barriles diarios, por la subida del consumo en China, la India -que se sitúa a la cabeza en 2020- y también en los países de Oriente Medio.

El economista jefe de la AIE, Fatih Birol, advirtió que no es correcto utilizar el impulso puntual de EEUU, que se convertirá en 2015 en el principal productor del mundo, para enviar "señales equivocadas" a Oriente Medio, que podría dejar de invertir adecuadamente en sus instalaciones y ello se traduciría en precios más altos en el futuro.

Estados Unidos vive una revolución energética gracias a la explotación de fuentes no convencionales, como el gas de esquisto y el crudo ligero, pero este dominio "durará solo una década", según la AIE, pues los recursos son escasos.

Así, para 2025 Oriente Medio recupera su liderazgo en el mercado debido a que la región "es la única fuente grande de crudo a precio asequible", apuntó Birol.

La Agencia destaca en su informe el avance de Brasil, que va en camino de convertirse en 2015 en exportador neto de petróleo, como resultado de los nuevos descubrimientos de reservas en aguas profundas y el bajo consumo interno, debido a que el Gobierno potencia el uso de los biocombustibles.

En este sector del mercado energético -los combustibles biológicos- el país latinoamericano es pionero, y se calcula que para 2035 tendrá una cuota de exportaciones del 40%, al tiempo que su producción de crudo alcanzará los 6 millones de barriles diarios, el triple que hoy en día.

En su informe, la Agencia Internacional de la Energía, que analiza el mercado energético para sus 28 países miembros, advierte de la disparidad de precios de la electricidad y el gas en distintas partes del mundo, siendo los más perjudicados la Unión Europea y Japón, lo que supone " una desventaja competitiva " para la producción industrial.

PUBLICIDAD

"Los consumidores de la industria en Japón o la UE pagan más del doble por la electricidad que sus colegas en Estados Unidos", que verá como crece su exportación de bienes cuya producción requiere mucha energía, como los petroquímicos, señala el estudio.

Para mitigar el impacto de esa diferencia de precios, Birol recomendó en general mejorar la eficiencia energética, reducir los subsidios a combustibles fósiles (que ascendieron a 544.000 millones de dólares en 2012) y acelerar el avance hacia un mercado global del gas, como lo hay del petróleo.

En el caso de la UE, además de la eficiencia energética, Birol aconsejó renegociar los contratos que expiran en los próximos diez años, gestionar los subsidios a renovables para que no pesen en el consumidor o el crecimiento económico y explorar "de forma sostenible" fuentes propias de energía como el gas de esquisto.

La AIE remarca que la preocupación por obtener fuentes de energía a buen precio no debe hacer que disminuyan los esfuerzos para atajar el cambio climático, para lo que el mundo "no va por el buen camino".

Según este organismo con sede en París, las emisiones de dióxido de carbono del sector de la energía aumentarán en un 20% para 2035, lo que, si no se toman medidas, conllevará a largo plazo un incremento de la temperatura global de 3,6ºC, muy por encima del objetivo oficial de 2ºC.

  • Comparta este artículo
Economía

Oriente Medio mantendrá monopolio sobre el crudo pese al auge de Estados Unidos y Brasil

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota