Economía

Clave Fiscal

Impuesto a dividendos de sociedades mercantiles puede ser doble imposición

Actualizado el 05 de agosto de 2013 a las 09:38 pm

Economía

Impuesto a dividendos de sociedades mercantiles puede ser doble imposición

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Imagen sin titulo - GN
ampliar
Imagen sin titulo - GN

Un tema de permanente debate en nuestro medio es la consideración de si el impuesto a los dividendos de las sociedades mercantiles (imposición sobre la renta disponible) constituye o no un caso de doble tributación económica.

La explicación “técnica” que subyace en nuestra ley, es que se trata de dos impuestos distintos sobre dos manifestaciones de riqueza igualmente diferentes.

El impuesto sobre las utilidades gravaría entonces las ganancias de la empresa (riqueza atribuible a las sociedades como personas jurídicas), en tanto que el impuesto sobre los dividendos recae sobre dinero que reciben los socios como personas físicas.

Las sociedades mercantiles se componen de personas físicas (es decir, los socios) y ellos son los que invierten su dinero esperando recibir utilidades

Sin embargo, es una realidad indiscutible que las sociedades mercantiles al fin y al cabo se componen de personas físicas (es decir, los socios) y que ellos son los que invierten su dinero esperando recibir utilidades.

De este modo, desde un punto de vista económico, el hecho de que la sociedad pague impuesto de renta y, además, retenga un impuesto adicional antes de entregar dividendos a los socios, constituye una doble imposición sobre una misma riqueza, ganancia o utilidad.

Debemos considerar el hecho de que si una persona física realiza en nombre propio una actividad lucrativa, sus ganancias están exentas hasta un monto de tres millones de colones, pagaría un 10% de impuesto sobre las ganancias entre tres y cinco millones, un 15% sobre las ganancias entre cinco y ocho millones, el 20% sobre las ganancias entre ocho y dieciséis millones y el 25% de impuesto sobre las ganancias superiores a dieciséis millones de colones (las cifras se consignan redondeadas para facilitar su comprensión).

Pero si esa misma persona invierte su dinero en una sociedad comercial, las ganancias obtenidas por la empresa quedan sujetas a un impuesto del 30% y luego el socio tendría que pagar un 15% de impuesto sobre los dividendos que recibe.

El efecto acumulativo de ambos impuestos, conlleva una carga fiscal del 40,5% antes de que las ganancias de la compañía lleguen efectivamente a los socios. Y además, no existe un mínimo exento, de modo que el socio pagaría el impuesto aunque reciba solamente un colón anual.

Este problema podría tener varias soluciones, las cuales expondremos en la próxima columna.

  • Comparta este artículo
Economía

Impuesto a dividendos de sociedades mercantiles puede ser doble imposición

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota