Economía

Grecia y sus acreedores al borde de la ruptura

Actualizado el 14 de junio de 2015 a las 04:40 pm

Con el fracaso de la nueva ronda de negociaciones en Bruselas Atenas se acerca peligrosamente a un 'default'.

Economía

Grecia y sus acreedores al borde de la ruptura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

AFP, Bruselas. Las negociaciones entre el gobierno griego y sus acreedores parecían estar al borde de la ruptura este domingo, tras el fracaso de una nueva ronda de negociaciones en Bruselas, con el que Atenas se acerca peligrosamente a un 'default'."Los griegos vinieron con las manos en los bolsillos", dijo con amargura una fuente cercana a las negociaciones. "Sólo tienen un leitmotiv: mantener una negociación política" en la próxima cumbre europea prevista a fines de mes en Bruselas, añadió la fuente.El gobierno griego aseguró por su lado que los acreedores no respondieron a sus propuestas, y por el contrario se obcecaron en defender exigencias "irracionales", en particular el Fondo Monetario Internacional, que mantuvo una posición "intransigente y dura".Las negociaciones iniciadas el sábado por la tarde en Bruselas se consideraban como "una última tentativa" para encontrar una solución con el gobierno de Alexis Tsipras, que necesita recibir el último tramo de asistencia financiera de sus acreedores (7.200 millones de euros) para saldar un pago de casi 1.600 millones de euros al FMI el 30 de junio.

Una anciana cuenta el cambio tras realizar unas compras en el mercado central de Atenas (Grecia), país que ha vivido una severa crisis financiera.
ampliar
Una anciana cuenta el cambio tras realizar unas compras en el mercado central de Atenas (Grecia), país que ha vivido una severa crisis financiera. (EFE)

En la reunión, participaban del lado griego el vice primer ministro Ioannis Dragasakis, el vicecanciller Euclides Tsakalotos y la mano derecha de Tsipras, Nikos Pappas. Del lado europeo estaban el jefe de gabinete de Juncker, Martin Selmayr, y representantes del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el fondo de apoyo de la eurozona.Las conversaciones terminaron sin acuerdo, a causa de las "divergencias importantes" que persisten entre ambas partes, anunció un portavoz de la Comisión Europea. "Las propuestas griegas siguen siendo incompletas", afirmó el portavoz, añadiendo que los griegos deben aceptar un esfuerzo presupuestario anual de "hasta 2.000 millones de euros" para obtener a cambio la ayuda que necesitan, a fin de refinanciarse y no incurrir en un próximo 'default'Las conversaciones, añadió, seguirán en la reunión que los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarán el jueves en Luxemburgo.El punto principal de discordia es el nivel de excedente fiscal primario, calculado sin tener en cuenta los intereses de la deuda. Dicho nivel condiciona el monto de los ahorros o los ingresos suplementarios con que deberá contar Grecia.Exigencias. Los acreedores piden un excedente fiscal primario del 1% del PIB este año. Atenas dio a entender estos últimos días que podría aceptar un excedente del 0,9%, pero se niega tajantemente a recortar los sueldos o las pensiones, o a aumentar el IVA sobre la electricidad.Para el FMI, sin embargo, es imposible alcanzar ese excedente sin reformar el sistema de pensiones ni subir el IVA, recordó su jefe economista, Olivier Blanchard, invitando al mismo tiempo a los europeos a hacer un gesto de su parte sobre la deuda del país heleno.Un acuerdo sobre Grecia requerirá "decisiones difíciles" por parte de las autoridades de Atenas, pero también de los europeos, escribió en su blog. Los europeos se niegan a plantearse un alivio de la deuda griega y se concentran únicamente en las reformas que teóricamente devolverán al país a la senda del crecimiento.El vice primer ministro Dragasakis se quejó ante a la prensa este domingo de que "los acreedores siguen insistiendo en que la cobertura del agujero fiscal provenga exclusivamente de los recortes en las jubilaciones. La delegación griega esperaba de los acreedores una respuesta sobre sus propuestas, pero estos no respondieron", añadió el dirigente.Negociaciones. Pese a las divergencias, el ejecutivo de Tsipras afirmó en un comunicado que "está dispuesto a concluir las negociaciones para obtener un acuerdo mutuamente útil".Ante la urgencia de la situación, la zona euro abordó por primera vez esta semana la posibilidad de que  Grecia   incurra en un impago, lo que podría ser el preludio a su salida de la Eurozona, algo temido por muchos dadas las consecuencias imprevisibles que generaría esta situación inédita."Nosotros queremos ayudar a Grecia  y mantenerla en la zona euro. Pero no solo el tiempo empieza a faltar, también la paciencia", adviritó el vice canciller alemán, Sigmar Gabriel.

"En toda Europa hay un sentimiento creciente de que ya basta", insistió, en comentarios recogidos por el diario Bild.

  • Comparta este artículo
Economía

Grecia y sus acreedores al borde de la ruptura

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota