Economía

FMI rebaja a 2,7% la estimación de crecimiento de Latinoamérica para el 2013

Actualizado el 08 de octubre de 2013 a las 08:09 am

En su informe de abril, el organismo internacional preveía un crecimiento regional de 3,4% durante el  2013

Economía

FMI rebaja a 2,7% la estimación de crecimiento de Latinoamérica para el 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington

América Latina y el Caribe siguen perdiendo impulso ante la incertidumbre mundial y sus problemas internos, y crecerán 2,7% este año, estimó este martes el Fondo Monetario Internacional (FMI), que recorta nuevamente su previsión regional en su informe semestral.

La proyección de crecimiento para México bajó a 1,2%.
ampliar
La proyección de crecimiento para México bajó a 1,2%. (Archivo)

Los países centroamericanos, afectados por la crisis externa, también observarán una desaceleración, y en su conjunto crecerán 3,9%

El Fondo revisó a la baja sus estimaciones en vista de un desempeño de la región menor al esperado en la primera mitad del año, frente a un entorno externo menos atractivo y restricciones en la oferta interna de los países.

"La actividad se retrajo por cuellos de botella en infraestructura, bajos precios de commodities" y políticas de control fiscal en algunos casos, señaló el FMI, que presentó su informe antes de abrir esta semana en Washington su asamblea general conjunta con el Banco Mundial.

La región experimentará un crecimiento "moderado", señaló el organismo.

En cada ocasión que ha tenido en los últimos meses, el FMI ha ido matizando sus expectativas sobre el desenvolvimiento económico de la región para este año.

En su informe de abril, el Fondo preveía un crecimiento regional de 3,4% en 2013, pero ya en julio pasado moderó sus expectativas y recortó a 3,0%.

Sin embargo el panorama para América Latina y el Caribe mejora para 2014, cuando se estima un crecimiento de 3,1% en la región.

"Se espera que el crecimiento se recupere gradualmente en 2014 mientras la demanda externa se fortalece, pero los riesgos se mantienen", indicó el Fondo.

Las estimaciones moderadas coinciden con la "inesperada" desaceleración en México y el tímido crecimiento en Brasil, los dos motores de la región.

El FMI mantuvo la estimación de 2,5% de crecimiento (la misma de julio) para el gigante suramericano, que logró atraer fuertes inversiones, y se beneficiará de una mayor competitividad con la depreciación del real, aunque advierte sobre la alta inflación, fallas en la producción e "incertidumbre" en las políticas del gobierno.

Para México, el Fondo rebajó bruscamente su perspectiva de crecimiento, a 1,2% para este año (2,9% en julio), en medio de recortes de gasto del gobierno, caída en el sector construcción y una floja demanda de Estados Unidos, su principal socio comercial.

Pero el resultado de las reformas estructurales implementadas por el presidente mexicano Enrique Peña Nieto y un reimpulso estadounidense le permitirían retomar en el mediano plazo tasas promedio de crecimiento de entre 3,5% y 4%, estimó el Fondo.

PUBLICIDAD

Perú, Chile, Colombia y Uruguay, países con las economías de las más abiertas de la región, mantendrán robustez en el crecimiento, aunque más moderado por la caída en los precios de las materias primas.

Perú mostrará un crecimiento de 5,4%, Chile de 4,4%, Uruguay de 3,5% y Colombia de 3,7%, dijo el FMI.

Paraguay, con un estimado de 12%, atribuido a una superproducción agrícola y ganadera, registrará el mayor crecimiento de la región, según el Fondo.

En general, los países exportadores de commodities mantendrán un fuerte crecimiento, con la excepción de Venezuela, que sólo debe crecer 1%, afectada por cortes de energía y un control cambiario que limita su desarrollo económico.

La situación es similar en Argentina, país que recibió una censura del FMI en febrero pasado por el manejo de sus estadísticas económicas, y donde los controles gubernamentales afectan la inversión. El Fondo estima un crecimiento de 3,5%.

Los países centroamericanos, afectados por la crisis externa, también observarán una desaceleración, y en su conjunto crecerán 3,9%. El Caribe, debido a la caída en el turismo y altos niveles de deuda, crecerá un 1,7%, señaló el FMI.

El fortalecimiento de los niveles de competitividad, aumento de la producción, así como el fomento al ahorro y las inversiones, siguen siendo las tareas pendientes para América Latina, que, muy dependiente de las materias primas, sentirá el impacto del decrecimiento en otras latitudes, incluyendo China, dijo el FMI.

En el panorama mundial del Fondo, el gigante asiático crecerá un 7,6% (2 puntos menos que en julio), Estados Unidos un 1,6%, mientras que la zona euro se contraerá en 0,4%.

  • Comparta este artículo
Economía

FMI rebaja a 2,7% la estimación de crecimiento de Latinoamérica para el 2013

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota