Economía

Conforme el servicio a la habitación desaparece, la entrega de comida a domicilio florece

Actualizado el 29 de junio de 2013 a las 06:22 pm

Como algunos hoteles están eliminando el servicio a la habitación debido a los crecientes costos y la débil demanda, como anunció el New York Hilton en junio, una variedad de compañías están ansiosas por atender a esos clientes que no están dispuestos a renunciar a él todavía

Empresas como Delivery.com, GrubHub y Seamless han estado atendiendo a los viajeros de negocios casi desde su fundación

Economía

Conforme el servicio a la habitación desaparece, la entrega de comida a domicilio florece

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

New York Times

El servicio a la habitación  ha sido desde hace tiempo parte de la conveniencia y la tradición de hospedarse en un hotel; los personajes de Julia Roberts y Richard Gere le dan buen uso en “Pretty Woman”.

 Las aplicaciones para smartphones han incrementado el uso de las compañías de entrega a domicilio entre los viajeros jóvenes.
ampliar
Las aplicaciones para smartphones han incrementado el uso de las compañías de entrega a domicilio entre los viajeros jóvenes. (N. York Times.)

Ahora, como algunos hoteles están eliminando el servicio a la habitación debido a los crecientes costos y la débil demanda, como anunció el New York Hilton en junio, una variedad de compañías están ansiosas por atender a esos clientes que no están dispuestos a renunciar a él todavía.Empresas como Delivery.com, GrubHub y Seamless han estado atendiendo a los viajeros de negocios casi desde su fundación.  Hacen una propuesta sencilla: Al conectar a los huéspedes con restaurantes y cafeterías externos, pueden ofrecer una variedad más amplia de alimentos que los hoteles, a menos costo y con entrega oportuna. Los días de la hamburguesa con queso de 20 dólares fría, argumentan, han terminado. Kenneth Lisi, dueño de una compañía de administración hotelera en Hackettstown, Nueva Jersey, usa Delivery.com en sus viajes de negocios para pedir su comida y cena.

“Lo uso porque es conveniente cuando no tengo tiempo de salir a comer, cuando tengo una propuesta en la que estoy trabajando o estoy esperando una llamada de conferencia de un cliente”, dijo.Brett Africk, un vendedor de una compañía de software basado en Syracuse, Nueva York, dijo que también usaba GrubHub y Eat24.com en sus viajes de negocios. “No siempre me gusta salir y comer solo”, dijo. “Muchas veces pido comida con entrega al cuarto y como frente al televisor o mientras trabajo en la noche”. GrubHub, con sede en Chicago, ofrece menús de más de 20,000 restaurantes en más de 500 ciudades en Estados Unidos, mientras que Seamless, basado en Nueva York, ofrece menús de más de 12,000 restaurantes en muchas ciudades estadounidenses y en Londres. En un signo de una industria en consolidación, las dos compañías anunciaron en mayo que planeaban fusionarse.Delivery.com, con sede en Nueva York, trabaja con 10,000 comerciantes – una gran mayoría de ellos restaurantes – en 50 ciudades y ofrece la entrega de abarrotes y bebidas alcohólicas además de comida. Eat24.com, con sede en San Bruno, California, trabaja con más de 20,000 restaurantes en más de 1,000 ciudades.Las compañías operan de manera similar. Los clientes dan su ubicación, vía Internet o una aplicación para smartphones; la compañía luego ofrece los menús de todos los restaurantes que dan servicio a ese domicilio. Todas las compañías publican calificaciones de los restaurantes, mientras que algunas incluso citan los platillos populares; Eat24.com y Delivery.com también ofrecen beneficios especiales a los clientes frecuentes. 

 Un sondeo realizado de 2007 a 2012 por PKF Hospitality Research entre 430 hoteles con servicio completo en todo Estados Unidos encontró que los ingresos anuales del servicio a la habitación por huésped descendieron a $866 en 2012, respecto de $1,157  en 2007

Las compañías de pedidos de comida reciben comisiones de los restaurantes por las referencias. Seamless – que fue fundado por un abogado que buscaba una manera fácil de  ordenar su cena mientras trabajaba en los asuntos de un cliente – también ofrece un servicio de facturación y gestión de gastos a sus clientes corporativos, los cuales incluyen despachos legales y compañías de servicios financieros y profesionales, y cobra una comisión de procesamiento por su uso.Los ahorros generados por hacer pedidos en línea puedan ser significativos. Dan Gellert, director ejecutivo de GateGuru, una aplicación para viajeros aéreos, es cliente de Seamless y Delivery.com, regularmente para cenas en sus viajes de negocios. Estimó que solicitar comidas en línea le ahorró entre 30 y 50 por ciento en comparación con el servicio a la habitación del hotel, el cual, dijo, a menudo era demasiado costoso.  “Tengo un presupuesto más reducido que mis colegas corporativos”, dijo.Aunque las compañías no cuantifican cuánta de su actividad se origina con huéspedes de hoteles, todas dijeron que era un mercado creciente y representaba una oportunidad importante.“Hace dos años, recibía una a dos llamadas de hoteles en un periodo de seis meses, mientras que en los últimos seis meses he visto un aumento drástico en el número de conversaciones que he tenido con hoteles”, dijo Nicholas Worswick, gerente general corporativo en Seamless. Añadió que estaba trabajando con un hotel boutique en Washington para ofrecer cenas en la habitación para sus huéspedes.Delivery.com y una compañía de tarjetas llave para hoteles realizaron una prueba en 2011 en 20 hoteles en Estados Unidos que Jed Kleckner, director ejecutivo de Delivery.com, dijo generó “varios cientos de pedidos”.El giro del servicio a la habitación sólo aumentará, dicen analistas. John Fox, vicepresidente de PKF Consulting, una compañía consultora de hoteles, llamó al servicio a la habitación “una propuesta deficitaria en la mayoría de los hoteles. Pocos hoteles, particularmente en los grandes centros urbanos, pueden sacar provecho de él; requiere mucha mano de obra y es difícil de ejecutar bien y fácilmente. Al final del día, el interrogante es cuántas habitaciones menos venderá un hotel si no tiene servicio a la habitación que si lo tiene”. Un sondeo realizado de 2007 a 2012 por PKF Hospitality Research entre 430 hoteles con servicio completo en todo Estados Unidos encontró que los ingresos anuales del servicio a la habitación por huésped descendieron a $866 en 2012, respecto de $1,157  en 2007.Otro factor que contribuye a la declinación en la popularidad del servicio a la habitación, dijo Bjorn Hanson, decano divisional del Centro Preston Robert Tisch para la Hospitalidad, el Turismo y la Gestión Deportiva en la Universidad de Nueva York, es que los viajeros más jóvenes tienden a no usarlo.“Preferirían mucho más tomar sus computadoras, sentarse y trabajar en el vestíbulo mientras toman un desayuno conveniente”, dijo. “No quieren esperar al desayuno de servicio a la habitación, servido por un mesero, sobre un mantel blanco”. Las aplicaciones para smartphones han incrementado el uso de las compañías de entrega a domicilio entre los viajeros jóvenes. Henry Harteveldt, analista de Hudson Crossing, una compañía consultora de la industria de los viajes, dijo que estos viajeros estaban “más acostumbrados a pedir cosas en línea y era más probable que utilizaran sus smartphones”. Hay aplicaciones disponibles para servicios locales de entrega de comida en ciudades estadounidenses, así como en destinos en todo el mundo, dijo Miriam Moscovici, directora de tecnologías emergentes de BCD Travel, una compañía de gestión de viajes. Quizá el premio mayor para las compañías de menús es que su operación esté vinculada a hoteles. Tanto Delivery.com como Seamless están trabajando en formas de añadir los cargos de los pedidos de los huéspedes directamente a sus facturas de hotel, lo cual haría a sus servicios aún más atractivos para los viajeros de negocios que deben presentar reportes de gastos. Pero eso tomará algún tiempo. Hanson predijo que la extendida capacidad para cargar las comidas externas a las cuentas de los huéspedes estaba “a más de un año de distancia. Los hoteles de lujo y de servicio completo deben encontrar maneras de hacer que su modelo de alimentos y bebidas sea menos costoso de operar”.
  • Comparta este artículo
Economía

Conforme el servicio a la habitación desaparece, la entrega de comida a domicilio florece

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota